martes. 28.05.2024

Carmen Menayo, del Atlético Femenino, manda callar a Courtois

Carmen Menayo ha expresado a través de su cuenta de Twitter el sentimiento de rabia que la afición del Atlético de Madrid siente tras las ofensivas declaraciones de Thibaut Cuortois contra el Atleti, el equipo que le permitió convertirse en el mejor portero del mundo. Menayo escribió al meta belga, "ya podías haber parado así en 2014", en referencia a la final de Champions perdida contra el Real Madrid por el Atleti. 
Carmen Menayo presentando su renovación con el Atleti
Carmen Menayo presentando su renovación con el Atleti

Carmen Menayo, la defensa central izquierdo del Atlético de Madrid Femenino, está siendo protagonista en las últimas horas en las redes sociales por el mensaje que ha escrito dirigido a Thibaut Courtois, el portero del Real Madrid que anoche dio con sus paradas el triunfo en la final de Champions League al equipo blanco.

"Ya podías haber parado así en 2014", escribió Menayo en su cuenta de Twitter, en referencia a la final que dolorosamente perdió el Atlético en Lisboa frente al Madrid, la tristemente conocida como del 'minuto 93'. En ese tiempo, Courtois era el portero titular del Atleti.

 

Más allá de que las paradas salvadoras de Courtois en 2013 y 2014 defendiendo la camiseta del Atlético de Madrid contribuyeron de forma significativa a que los rojiblancos alcanzaran dos finales de Champions, una Liga, una Europa League y una Supercopa de Europa, las palabras de la defensa extremeña del Atleti no son más que, en realidad, la expresión de un sentimiento herido en el seno de la afición colchonera. Y eso es mucho. Es probado que no para Courtois, pero sí para una de las hinchadas más importantes y honestas del mundo, la del Atlético de Madrid.

Thibaut Courtois demostró anoche una vez más -lo lleva haciendo toda la temporada- ser probablemente el portero en mejor forma de mundo. También demostró solo unas pocas horas antes, no obstante, que junto a sus cualidades deportivas conviven otras  de personalidad que lo definen fuera del terreno de juego: ingratitud, desmemoria, vanidad, engreimiento e innecesaria crueldad para quienes en su día le abrieron la puerta de su casa, lo sentaron a comer en su mesa y lo abrazaron como a un miembro de la familia.

El, "ahora estoy en lado bueno de la historia" pronunciado por Courtois lo acompañarán de por vida. Por innecesario, por hiriente y, de manera singular, por erróneo. Un día el formidable portero belga tendrá que colgar los guantes y en su cuenta de resultados quedará una formidable colección de títulos, entre los que se incluirán varios logrados con el Atlético de Madrid cuando no era poco más que una promesa de excepcional potencial, pero que solo el Atleti transformó en una realidad. 

Quizá entonces, cuando haga ese balance final, los títulos logrados durante el tiempo en que estuvo 'en el lado malo de la historia' reclamen en forma de voz en el interior de Courtois el derecho a que el belga renuncie a ellos.  A fin de cuentas, pocas realidades ofrecen mayor desdoro que avergonzarte de los tuyos, de tu familia, de modo que mejor renunciar por completo a esa etapa, no solo a la derrota en la final de Champions.

Tal vez entonces también se percate Courtois (demasiado tarde) de que la siguiente pregunta tiene fácil respuesta: '¿Cuantos Thibaut Courtois de turno se quedaron en el camino a causa de que tristemente no disfrutaron del privilegio de que un igualmente Atlético de turno apostaran por él?'

Por asegurar, incorporamos tautológicamente la respuesta: la mayoría de ellos. 

Esa voz interior que tal vez perciba Courtois cuando se le termine la carrera profesional será el sonido del desengaño de la afición del Atlético de Madrid. El de la mano que dio de comer y fue mordida. 

Ese y no otro es el sentido del mensaje en Twitter de Carmen Menayo. PD: ciertamente, conviene prestar atención a la defensa del Atlético Femenino cuando apela a disponer de mayor sentido del humor. El humor, a fin de cuentas, sostenían los clásicos que es la sonrisa de la inteligencia, una cualidad que con frecuencia otorga vivir en el lado malo de la historia.

Carmen Menayo, del Atlético Femenino, manda callar a Courtois