sábado. 01.10.2022

El Congreso pide parar los partidos si hay insultos racistas

No es habitual la unanimidad en el Congreso de los Diputados en estos tiempos, pero en esta ocasión todos los grupos políticos se unido para condenar los insultos racistas que se pudieron escuchar por parte de una minoría de aficionados en los alrededores del Estadio Metropolitano. El Congreso se suma así a la ola de indignación mundial que ha provocado un hecho aislado, pero grave, sucedido en la previa del derbi.

Imagen del Pleno del Congreso / Foto: Congreso de los Diputados
Imagen del Pleno del Congreso / Foto: Congreso de los Diputados

El Congreso de los Diputados ha aprobado este martes una declaración institucional, leída en el Pleno por el Secretario de la Cámara, para condenar el incidente racista que sucedió en la previa del derbi en los aledaños del Estadio Cívitas Metropolitano. La iniciativa ha partido del grupo Más País y fue anunciada tras la Junta de Portavoces de la mañana. La declaración pide que se detengan los partidos de fútbol en estos casos.

UNA DECLARACIÓN PROMOVIDA POR MÁS PAÍS Y FIRMADA POR TODOS LOS GRUPOS

"Orgullosos de haber promovido esta iniciativa", destaca Íñigo Errejón en su cuenta de Twitter. "Hoy el Congreso repudia los insultos racistas contra Vinicius y el racismo en los estadios de fútbol y en las calles. Que nadie mire para otro lado", concluye.

EL RACISMO EN EL DEPORTE, UNA REALIDAD DENUNCIADA EN OTRAS OCASIONES

El texto, firmado por todo los grupos parlamentarios, no carga las tintas sobre el Atlético de Madrid. Recuerda que el del domingo "no es un caso aislado sino un ejemplo de una realidad que se ha denunciado ya muchas veces", y cita los casos de Marega, Kameni, Williams, Marcelo, Alves o Eto'o, que también sufrieron este tipo de agresiones.

EL CONGRESO PIDE DETENER LOS PARTIDOS SI HAY RACISMO

También recuerda el Congreso que sólo ha habido un caso por el que se suspendiera un partido, cuando aficionados del Rayo llamaron 'nazi' al jugador Zozulia. "Esto demuestra que, efectivamente, es posible detener un partido debido a los insultos por parte de la grada y que lo único que falta es una mayor concienciación". Por esa razón pide "una mayor contundencia por parte de las instituciones, los clubes y los jugadores." El documento reconoce, en todo caso, que los insultos a Vinicius se produjeron fuera del estadio.

EL CONGRESO TOMARÁ MEDIDAS Y PIDE COMPROMISO CONTRA EL RACISMO

Para terminar, el Congreso se compromete a adoptar "las medidas necesarias para erradicar la intolerancia, el racismo, la xenofobia y cualquier forma de violencia." También insta a instituciones, clubes y jugadores a seguir comprometiéndose con la erradicación total de la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el deporte."

LA DECLARACIÓN NO HABLA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

En el documento que ha aprobado el Congreso se echa de menos una advertencia también a los medios de comunicación, puesto que la chispa de este incendio la generó el programa de TV, 'El Chiringuito', dirigido por Josep Pedrerol, cuando el colaborador Pedro Bravo pidió a Vinicius que dejase de "hacer el mono".

Antes de la firma de este documento, el Club Atlético de Madrid emitió un duro comunicado de condena a los actos racistas del pasado domingo con aviso de expulsión a los socios que pudieran estar involucrados. En su condena el Atlético sí hace mención a los "profesionales" de diferentes ámbitos (léase medios de comunicación, entre otros).

Creemos que lo que ha sucedido en los días previos al derbi es inadmisible. A los aficionados se les pide cordura y racionalidad y, sin embargo, profesionales de diferentes ámbitos generaron durante la semana una campaña artificial encendiendo la mecha de la polémica sin medir la repercusión de sus acciones y manifestaciones.

TEXTO COMPLETO DE LA DECLARACIÓN INSTITUCIONAL DEL CONGRESO:

El pasado sábado se produjo un lamentable incidente racista en las en las inmediaciones del campo del Atlético de Madrid cuando aficionados del Atlético vertieron insultos racistas y xenófobos al jugador Vinicius Junior por el color de su piel.

La agitación del odio, el racismo y la xenofobia no son un asunto estrictamente deportivo porque el fútbol también educa, y en este caso educa para mal: de los campos de fútbol los insultos pasan a los patios de los colegios. Por ello, este parlamento no puede mirar hacia otro lado. Este episodio no es un caso aislado sino un nuevo ejemplo de una realidad que se ha denunciado ya muchas veces: Marega, Kameni, Williams, Marcelo, Alves o Eto’o, entre otros, son algunos de los jugadores que han sufrido insultos racistas. Una realidad aún más sangrante teniendo en cuenta que solo una vez se ha detenido un partido.

Esto demuestra que, efectivamente, es posible detener un partido debido a los insultos por parte de la grada y que lo único que falta es una mayor concienciación y, además de las sanciones que puede y debe imponer la Comisión Antiviolencia, una mayor contundencia por parte de las
instituciones, los clubes y los jugadores.

Por todo ello el Congreso de los Diputados:

Manifiesta su rechazo absoluto a la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el deporte y en cualquier otro ámbito.

Se compromete con la voluntad de acuerdo entre los grupos parlamentarios para fomentar el respeto en el ámbito del deporte y las medidas necesarias para erradicar la intolerancia, el racismo, la xenofobia y cualquier forma de violencia.

Insta a la organización de La Liga, la UEFA, FIFA, los Clubes Deportivos y también a los deportistas involucrados, así como al Consejo superior de deportes y a todas las administraciones públicas a seguir comprometiéndose con la erradicación total de la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el deporte.

El Congreso pide parar los partidos si hay insultos racistas
Comentarios