martes. 06.12.2022

And the Oscar goes to..., Vinicius Jr

Vinicius prosiguió este sábado con su show particular, fingiendo agresiones que no fueron tales . Munuera Montero no compró el teatro, pero tampoco lo sancionó y permitió que el brasileño fuera a lo suyo. El delantero brasileño del Real Madrid presentó su candidatura a los Oscar de Hollywood.
Vinicius Jr. durante su particular show en el derbi
Vinicius Jr. durante su particular show en el derbi

Este derbi entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid merece una mención aparte para  Vinicius Jr, protagonista autodeseado -e impulsado desde los resortes mediáticos del Real Madrid- durante toda la semana.

Tenía ganas el brasileño de estirar ese chicle. Ha quedado claro que le gusta ser el centro de atención. Y si no puede ser por su fútbol desplegado, como sucedió en el derbi de este sábado, que sea por su otra característica, las artes escénicas.

Definitivamente, Vinicius Jr. presentó durante el derbi su candidatura a los Oscar para la próxima edición de los galardones cinematrográficos. Salvo la jugada del segundo tanto, todo lo demás que hizo fue intentar inventarse agresiones con casi cualquier jugador que llevara la camiseta rojiblanca. 

Las cámaras mostraron el comportamiento del brasileño. De manera singular, en la acción con Reinildo.

 

Lo ridículo y antideportivo de su comportamiento no vio castigo por parte del árbitro. Munuera Montero no picó ni en una sola ocasión de las performances del brasileño, pero tampoco lo amonestó por fingir.

Nuevamente, sus compañeros le conminaron a que dejara de provocar y se dedicara únicamente a jugar al fútbol. Lo hizo Luka Modric, lo hizo Tony Kroos y lo hizo Fede Valverde.

Por cierto, que el uruguayo no solo se marcó un partidazo, también demostró conocer mucho mejor que Vinicius los códigos del fútbol. Llegó con los bailes del primer tanto madridista y literalmente empujó a los bailarines para que se marcharan de ahí y desistieran de los coros y danzas. 

Posteriormente, cuando Valverde marcó su gol, lo celebró como hay que celebrar los goles, con alegría máxima, pero sin provocar a nadie. Solo compartiendo la alegría con el resto de compañeros del equipo, porque el fútbol es un juego colectivo. Cuando alguien marca, lo hace gracias a los demás.

And the Oscar goes to..., Vinicius Jr
Comentarios