martes. 31.01.2023

ASÍ JUGARON

Este fue el comportamiento de los jugadores del Atlético de Madrid en la victoria ante el CD Levante.
Los jugadores del Atleti se abrazan celebrando un gol / Foto: ATM
Los jugadores del Atleti se abrazan celebrando un gol / Foto: ATM

OBLAK: Seguro.

Pese a tratarse de un Segunda división, fueron los jugadores del Levante quienes más trabajo dieron al bando contrario. Jan Oblak tuvo que ganarse el sueldo una noche más. Y una noche más respondió con acierto.

MOLINA: Creciendo.

Poco a poco se va entendiendo con Marcos Llorente en la banda derecha. Fue al '14' atlético, precisamente, a quien Nahuel Molina dio la asistencia para el 0-2. Debe seguir mejorando, no obstante, la precisión de sus centros en ataque el el rigor táctico en defensa.

SAVIC: Frontón.

Aunque sin demasiada elegancia, fue el encargado de frenar la mayor parte de los ataques del Levante, especialmente por arriba. En ocasiones concedió corners con demasiada facilidad.

MARIO HERMOSO: Sólido.

Seguramente fue ante el Levante el mejor defensa del Atlético. Prescindió de intentar sacar jugada la pelota. Tampoco hizo gala de sus habituales desplazamientos de balón. Ante la ausencia de riesgos, no cometió fallos.

REINILDO: Mejorando.

Quiere recuperar su mejor versión, esa que le llevó a ser el mejor defensa del Atlético de Madrid. Ante el Levante comenzó el partido animándose hacia delante. Conforme avanzó el partido prefirió anclarse en su área y guardar la ropa.

MARCOS LLORENTE: Incombustible.

De nuevo, parece que ha recuperado el físico. En esas condiciones, Llorente es los pulmones del Atleti. Si además lo siguen manteniendo en tramos hacia adelante, se convierte en lo más peligroso del equipo. Dio la asistencia del 0-1 y marcó el 0-2.

KONDOGBIA: Ancla.

No disputó un gran partido ante el Levante, pero aún así supo anclar a su equipo en la medular y ofrecerle un muy necesario equilibrio.

RODRIGO DE PAUL: De nada a algo.

Durante la primera parte, casi ni se le vio. En cambio, fue creciendo un poco en los segundos 45 minutos, en los que supo ofrecer alguna interesante combinación con los de arriba. Es cierto que al menos nunca se muestra indolente.

PABLO BARRIOS: Injusto.

Que Simeone lo dejara en el banco durante el descanso fue injusto. No hizo unos minutos deslumbrantes, pero en absoluto peores que el resto de sus compañeros en la primera parte. Y siempre se notó diferencia cuando tocaba el balón.

GRIEZMANN: El mejor.

Sencillamente, es el mejor futbolista del Atlético de Madrid. Fuera ya Joao Félix, ningún jugador del Atleti tiene el fútbol de quilates del 'Principito'. Frente al Levante, Simeone lo retrasó en su posición intentando que el equipo pudiera tener salida de pelota y juego algo más combinativo. Solo cuando Griezmann apareció, se notaba quién era el equipo Champions y quién el Segunda división.

MORATA: Gol y lucha.

No se cansó de luchar y de intentar aportar soluciones al equipo con sus caídas en banda izquierda. Marcó un gol y debieron pitarle un penalti a favor, pero ya a nadie sorprende el resultado del peculiar trato que los colegiados españoles suelen dispensar a Álvaro Morata.

CAMBIOS

ÁNGEL CORREA: Eléctrico.

Salió de inicio en la segunda parte y el equipo lo notó para mejor. Se entendió muy bien con Marcos Llorente y eso le aportó carga eléctrica al ataque del Atleti.

SAÚL: Solidario.

Jugó esta vez casi medio partido. Sin alardes, sí se mostró muy solidario y ayudó a que en los momentos de mayor agobio del Atlético, el Levante no lograra el empate.

KOKE: Inteligente.

Su salida en la segunda parte proporcionó inteligencia a un Atlético de Madrid que no lo estaba pasando precisamente bien.

ASÍ JUGARON
Comentarios