martes. 31.01.2023

ASÍ JUGARON

Este fue el comportamiento de los jugadores del Atlético de Madrid en la victoria ante el Valladolid.
Los jugadores del Atlético celebran uno de los goles / Foto: ATM
Los jugadores del Atlético celebran uno de los goles / Foto: ATM

OBLAK: Observación inteligente.

Hasta el minuto 70, Jan Oblak agradeció llevar guantes únicamente porque así pudo proteger sus manos del frío que hacía en el Metropolitano. Más allá de eso, no le hubieran hecho falta para realizar parada alguna. Aún con todo, el esloveno sí estuvo jugando con mucha inteligencia desde el inicio del encuentro, a base de lanzar el juego del equipo con balones sacados con la mano casi hasta la medular -rompiendo la primera línea de presión pucelana-, para que Álvaro Morata diera salida hacia Griezmann, donde comenzaba todo lo bueno.

MOLINA: Creciendo.

Cada vez se entiende mejor con Marcos Llorente en la banda derecha, y eso es una maravillosa noticia para el Atlético de Madrid.

AXEL WITSEL: Placidez.

Está claro que Witsel se desempeña con mayor solidez en su nueva plaza de central cuando Simeone dispone una defensa con tres efectivos en el centro, quedando el belga más guarecido. Cuando en cambio, como frente al Valladolid, él se ve menos acompañado, lo pasa peor. Aún con todo, partido plácido el que tuvo frente al Pucela.

MARIO HERMOSO: Crecido.

Uno de los mejores partidos jugados por Hermoso esta temporada tan accidentada para él. Y no solo porque anotara un gol (el 3-0), sino fundamentalmente porque no cometió ningún desacierto defensivo. Está bien Mario en los últimos encuentros.

REINILDO: Mejorando.

Quiere recuperar su mejor versión, esa que le llevó a ser el mejor defensa del Atlético de Madrid. Aún está lejos de ese horizonte, pero.., se hace camino al andar.

MARCOS LLORENTE: Insustituible.

Un organismo vivo se hace inconcebible sin capacidad respiratoria. Marcos Llorente no es un pulmón, son dos pulmones. Los dos pulmones del Atlético. Verlo cabalgar de nuevo por la banda derecha es una delicia. Se retiró lesionado y, si no juega la Copa frente al Madrid el jueves, constituirá un drama para Simeone y para todos los atléticos, porque hoy por hoy Marcos Llorente es insustituible.

KOKE:  Concentración.

Es lo mejor que se puede decir en estos momentos de Koke, que aporta permanente concentración al equipo. Y no es asunto menor. Al contrario, resulta una cualidad muy necesaria en este Atlético, que este año está concediendo demasiado por despistes y desaciertos.

ÁNGEL CORREA: Inspiración.

Un partidazo se marcó Ángel Correa en la primera parte frente a Valladolid. Inspiración combinativa al primer toque en el último pase con Llorente, Morata y Griezmann. En el segundo tiempo, con el partido ya 3-0, el ritmo global del equipo se contuvo y, en consecuencia, el del argentino también, pese a lo cual aún tuvo tiempo para hilvanar alguna fantasía más. Incluso para quedarse a las puertas del gol, con un disparo cruzado que pego en los dos palos y deambuló toda la línea de portería.

THOMAS LEMAR: Mejorable.

Volvió a salir de titular, pese a que Pablo Barrios claramente lo merece más. Aún con todo, se fue entonando poco a poco el tiempo que estuvo en el campo.

GRIEZMANN: Fantasía e ideas.

Sencillamente, es el mejor futbolista del Atlético de Madrid. A día de hoy, todo empieza y acaba en Antoine Griezmann. De manera especial, cuando se le quita de la banda y baja hasta el centro de creación de juego. El golazo de Morata (el 1-0) adquiere ese calificativo por mérito propio, pero invita a verse de nuevo de forma repetida en televisión por la asistencia de tacón que le dibuja Griezmann. No contento con esa filigrana fantasiosa, el 2-0 ya sí lo anotó el francés y..., también de taquito. ¡Bravo, Antoine!

MORATA: Golazo y juego.

No se cansó de luchar y de intentar aportar soluciones al equipo con sus caídas en ambas bandas y los descuelgues que, sobre todo en la primera mitad, realizaba en el medio campo para recoger las salidas de juego que iniciaba con la mano desde su portería Oblak para romper cualquier atisbo de presión del Valladolid en primera línea. Además de todo eso, abrió la lata anotando un golazo, el 1-0.

CAMBIOS

KONDOGBIA: Correcto.

Los minutos que le tocó jugar estuvo muy correcto. Hizo lo suyo, de stoper.

RODRIGO DE PAUL: Pitado.

La hinchada del Metropolitano sigue sin perdonarle a De Paul su vida extradeportiva plena de redes sociales y saraos festivos. Lo cierto es que el argentino tampoco hace nada para mejorar esa situación.

SAÚL: Sin calificar.

Jugó un cuarto de hora y apenas dispuso de opciones para reivindicarse.

CARRASCO: Voluntarioso

Su salida en la segunda parte proporcionó verticalidad por la banda. Logró concretar varias jugadas de peligro y se entendió bien con el debutante Menphis Depay los minutos en que coincidieron sobre el césped.

MENPHIS DEPAY: Debut.

Simeone le dio al nuevo fichaje del Atlético los últimos 15 minutos de un partido ya decidido. Se esforzó y quiso agradecer con alguna jugada los aplausos y ánimos con que la grada lo recibió. El 'Cholo' lo situó de '9' puro.

ASÍ JUGARON
Comentarios