martes. 25.06.2024
ÚLTIMA HORA

Cancelado el Juventus-Atlético por las dudas de seguridad en Israel

El amistoso que se iba a disputar en Tel Aviv entre la Juventus de Turín y el Atlético de Madrid ha sido definitivamente cancelado por la escalada de tensión en la zona tras los ataques israelíes a la franja de Gaza y la respuesta de la Yihad Islámica. Emisarios del Atlético y del equipo de Turín han analizado la situación esta mañana sobre el terreno y ha sido la Juventus la que ha tomado la decisión de no viajar.

El Juventus-Atlético de Madrid que se iba a disputar en Tel Aviv ha sido definitivamente cancelado. Los equipos iban a volar esta mañana a Israel pero ha sido el equipo turinés el primero que ha decidido quedarse en tierra. Emisarios de los dos equipos llegaron durante la tarde de ayer al país en medio de la escalada de tensión bélica en la zona para valorar las condiciones de seguridad en las que se podía disputar el encuentro. Lo que ha sucedido esta noche, con lanzamientos de proyectiles sobre el sur y centro de Israel y ataques aéreos israelíes sobre objetivos de la franja de Gaza, ha sido suficiente para que, al menos desde el lado turinés, se descartara participar.

Según fuentes del Atlético de Madrid, el club ha estado estudiando distintas opciones y alternativas, "pero la Juventus ya ha tomado la decisión de no viajar". Ahora el Atlético busca a toda prisa un partido alternativo que no trastoque los planes de preparación que tenía el conjunto del Cholo Simeone para llegar en el punto óptimo al inicio de LaLiga este próximo día 15 en Getafe.

¿POR QUÉ SE HA SUSPENDIDO EL JUVENTUS-ATLÉTICO?

Anoche el medio israelí Mako recogía unas declaraciones de Dani Benaim, director general de Comtec, organizadora del evento, en las que aseguraba que “el asunto está en revisión con todas las partes y grupos. Mientras tanto, no hay cambios". Un trabajador de la productora añadió que "esperamos que el partido se lleve a cabo según lo planeado". Sin embargo, lo que han vivido esta pasada noche los enviados de los clubes no ha resultado fácil de digerir.

Sólo en las primeras horas de la noche se habían disparado unos 120 cohetes contra Israel, la mayoría interceptados por baterías desplegadas con antelación. Los objetivos son principalmente asentamientos del sur de Israel, pero también se activaron alertas en el centro, en los barrios de Bat Yam y Rishon Lezion, a menos de 15 minutos en coche del Bloomfield Stadium de Tel Aviv, donde se iba a celebrar el encuentro.

Por su parte, aviones de combate de las fuerzas israelíes han atacado intensamente la Franja de Gaza. Se trata de ataques dirigidos contra baterías lanzacohetes y almacenes de proyectiles. La Yihad Islámica ha amenazado con atacar Tel Aviv como represalia a estos bombardeos que inició Israel el viernes causando, según la fuente que se consulte, entre nueve y quince muertos. Entre ellos varios terroristas como el máximo responsable militar de la Yihad Islámica, Taisir al Yabaripero también una niña de cinco años, y unos 44 heridos, según fuentes sanitarias palestinas. Tel Aviv está a sólo 66 km. de la frontera de Gaza.

66 km separan Gaza de Tel Aviv / Fuente: Google Maps
66 km separan Gaza de Tel Aviv / Fuente: Google Maps

Las tensiones vienen de más atrás, por la detención de otros líderes palestinos en la Franja. Por esa razón miles de niños de los asentamientos israelíes limítrofes con Gaza tuvieron que recluirse en sus casas. El grupo Comtec y el filántropo Sylvan Adams decidieron destinar unas 500 entradas gratuitas a esos niños para que asistieran a un partido en el que se esperaba la presencia de 25.000 espectadores.

POLÉMICA EN EL ÚLTIMO PARTIDO DEL ATLÉTICO EN ISRAEL

Este no habría sido el primer partido que disputa el Atlético de Madrid en Israel. El 21 de mayo de 2019, el Atlético se enfrentó al Beitar en Jerusalén, con derrota por 2 goles a 1. El encuentro resultó polémico porque la Federación Palestina de Fútbol envió una carta a la UEFA, a la Federación Española de Fútbol (RFEF) y a la directiva del Atlético en la que solicitaba que se suspendiese el partido. “No estamos en contra de que jueguen en Israel, pero no queremos que lo hagan en la Jerusalén ocupada”, decía, aunque el partido se celebró en Jerusalén Oeste.

En 2021, el Barcelona fue más exigente. No llegó a ser oficial pero en la agenda culé había un Beitar-Barcelona previsto para el 4 de agosto. Moshe Hogg, propietario del Beitar Jerusalén, confirmó la suspensión definitiva del encuentro asegurando que no pudo aceptar la condición impuesta por el club azulgrana de jugar en una ciudad distinta a Jerusalén

El caso del Atlético es diferente. No hay que olvidar que uno de los propietarios del Atlético es el magnate israelí, Idan Ofer, con un 32% de las acciones del club a través de la compañía Quantum Pacífic.

Cancelado el Juventus-Atlético por las dudas de seguridad en Israel