martes. 28.05.2024

El próximo destino de Matheus Cunha

Tras una exitosa primera temporada en la que ha logrado lo más complicado, encajar y asimilar conceptos cuando un jugador (el que sea) aterriza en un equipo del 'Cholo' Simeone, Matheus Cunha tendrá que asumir el que seguramente será el mayor reto de su vida profesional, convertirse en el delantero centro titular del Atlético de Madrid. Solo podrá conseguirlo si alcanza el desafío le han puesto delante (y él se ha ganado con humildad y mucho trabajo), asumir un único destino a todo o nada: ser el nuevo 'Diego Costa' del Atleti. 
Matheus Cunha, el 19 del Atleti
Matheus Cunha, el 19 del Atleti

El destino de Matheus Cunha en el Atlético de Madrid pasa por convertirse en el nuevo 'Diego Costa' del equipo. Aceptado el reto tras una temporada en la que ha logrado en tiempo récord lo más complicado, asimilar el esquema y las exigencias de Diego Pablo Simeone, Cunha se ha ganado ahora por mérito propio (con humildad, entrega y trabajo) la oportunidad de alcanzar lo que le resta por delante, consolidar su estatus de '9' referente en el equipo. O, por mejor decir, de '19' referente del equipo, el mismo dorsal que tenía Costa y que ha heredado Cunha.

No va a haber término medio. La aceleración con que transcurre todo en el ecosistema híper competitivo en la élite del fútbol no concede medios caminos ni templanzas. Será todo o nada, puerta grande o enfermería. Convertirse en una estrella mundial -como lo fue Costa- o perpetuarse en complemento o revulsivo, hasta que llegue alguna oferta exterior de compra-venta.

Diego Costa, con el dorsal 19 del Atleti /ATM
Diego Costa, con el dorsal 19 del Atleti /ATM

Siempre que el Atlético de Simeone ha podido competir -en ocasiones lograr- el campeonato de liga, han tenido que concurrir dos circunstancias, una defensa casi infranqueable y un delantero centro capaz de correr el contragolpe, estirar al equipo en los momentos de agobio y pisar con veneno mortal el área rival con las pocas ocasiones por partido de que disponga.

El delantero del Atleti, en realidad, y asumiendo las comprensibles particularidades propias de cada jugador, no es el delantero del Atleti, es más bien el delantero del 'Cholo'. Cada vez que el técnico argentino logró un título tenía delante un ariete que se las hacía pasar canutas a los defensas rivales, sin necesariamente tener que llevar el 9 a la espalda. De hecho, salvo Suárez muy y fugazmente Fernando Torres, ninguno de los siguientes lo ha llevado: Forlán, Falcao, Diego Costa, Griezmann

Nunca ha sido el tradicional '9' panzer  que vive del gol aéreo o el emboque a puerta oportunista, sino un perfil más bien multidisciplinar, capaz de buscarle las costuras a la defensa rival entre líneas jugando al espacio, pero al tiempo sin rehuir el cuerpo a cuerpo de espaldas para mantener la pelota, generando ocasiones de segunda jugada por parte de compañeros llegadores. E, innegociable, el rigor táctico y el compromiso defensivo inquebrantables tanto a la hora de presionar la salida del balón rival en área contraria (el primer defensor del equipo) como en el terreno propio. Y, no olvidar, por supuesto que tenga gol frecuente, claro. Si no garantiza en torno a los 20 tantos por temporada, nada de lo anterior resulta válido. Además, mejor si tiene carácter, calor, pasión. Mejor si no es un 'pecho frío', usando la terminología potrera.

En suma, casi un elemento biónico de ataque-defensa perfeccionado y ajustado en sus funciones por los ingenieros de la 'factoría Cholo'. Es de suponer que por tal razón resulta tan complicado que el delantero llamado a ser titular con Diego Pablo Simeone se haga con la plaza fija y triunfe. Nombres contrastados que llegaron al Atlético, como Mario Mandzukik o Jackson Martínez, no consiguieron triunfar. Fueron incapaces de aunar todas esos requerimientos.

En cambio, quienes sí lo lograron, no solo terminaron siendo fijos en el once, también trascendieron los límites rojiblancos y alcanzaron la gloria sin estar a priori predestinados a ello. Acabaron siendo mucho mejores jugadores que cuando llegaron, a base de abundante inteligencia, creencia fervorosa en lo que el 'Cholo' pedía y sacrificio.

Se podría objetar que al Luis Suárez del Atleti le faltaban muchas de esas exigencias y que, sin embargo, en dos años se ha ganado el imaginario colectivo rojiblanco de los grandes. Se argumentaría que lo suyo ha sido "la zona Suárez", nada de recorrerse el campo arriba y abajo hasta quedar sin fuerzas en el minuto 75 con los defensas rivales -extenuados también- agradeciendo a los dioses su salida del campo. Pero es que Suárez constituye la comprensible excepción puntual que hay siempre en toda regla: vino a entregar las últimas gotas de clase goleadora al Atleti, concentrando en un solo año todo lo demás. Además, todo lo que exige el 'Cholo' lo traía Suárez de serie. Por más que su físico malherido por los años no acompañara, cuando sumas clase y corazón resulta complicado no ser querido. 

 'El pistolero' uruguayo no ha tenido en el Metropolitano la mayor parte de las exigencias antes expuestas, pero no quita para que las haya tenido y demostrado durante absolutamente toda su extensa carrera deportiva, en todos los equipos en los que ha militado. Escribía su compatriota, el poeta Mario Benedetti, que "la vejez no mata el deseo interior y la intención cuando se tuvieron de joven. Nos traicionan las fuerzas, pero no el corazón". Justamente eso es ha sido Suárez en el Atleti. No podía correr como antaño, pero cada vez que pisaba el césped con el escudo del Atlético, su deseo y su corazón bullían como los de un adolescente un sábado por la noche.

Cierto que el Atlético de Madrid sigue rastreando el mercado en busca de un '9' puro que marque diferencias. Los nombres más deseados por Simeone se conoce que son dos, Lautaro Martínez y Darwin Núñez, pero nada de eso resto un ápice de la oportunidad que tiene ante sí Matheus Cunha, ser el nuevo 'Diego Costa' del Atlético de Madrid.

Porque es esa figura y no otra la que en esencia busca el Cholo, un nuevo Diego Costa (lo más parecido a Simeone en la punta del ataque, si Simeone hubiera sido delantero, en lugar de todocampista). A fin de cuentas, cuando Cunha llegó al Atlético, lo hizo discretamente. El equipo quiso a Dusan Vlahovic y ante la negativa de la Fiorentina y la rapidez del Sevilla en maniobrar en esa espera por Rafa Mir, se fichó a un muchachote humilde -pero con la coraza y las ganas de un guerrero de Esparta- que estaba despuntando en el torneo olímpico. Justamente el que anotó el gol del triunfo de la Selección Brasileña ante España en esos Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Un delantero más llegará al Atleti muy posiblemente. Y se sumará al generoso y talentoso plantel de Joao Félix, Antoine Griezmann y Ángel Correa, pero Matheus Cunha se ha ganado la oportunidad de ser el nuevo 'Diego Costa' del Atlético. En él y solo en él está ahora asumir o no su destino. El '19' ya lo posee por derecho propio.

El próximo destino de Matheus Cunha