martes. 25.06.2024

El 'estilo Mourinho' de tierra quemada y Arbeloa atacan de nuevo al Atlético

El ascenso de Álvaro Arbeloa en el organigrama técnico de la cantera del Real Madrid ofrece una inquietante lectura: Florentino Pérez vuelve a recurrir a las prácticas del 'mourinhismo' más peligroso para intentar frenar la frustración de no poder vencer al rival en el terreno de juego. Si la llegada de José Mourinho en 2010 perseguía terminar -de la manera que fuera- con las humillaciones a que el Barça de Messi sometía al Madrid, ahora Arbeloa -el más ferviente soldado de Mourinho- tendrá la misión de detener, con el mismo manual, los éxitos de la cantera del Atlético sobre la del Real Madrid.
Imágenes de la agresión perpetrada por Álvaro Arbeloa contra Diego Costa en febrero de 2014, durante un partido de Copa. El defensa blanco siemrpe se consideró a sí mismo como uno de los mejores soldados para llevar a la práctica el estilo hooligan del técnico portugués, en el que los rivales se convertían en enemigos y el fútbol no un deporte, sino una guerra en la que es lícito emplear cualquier práctica.

El 5 de febrero de 2014 ya hacía casi un año que José Mourinho había abandonado el Real Madrid, pero su legado pervivía en lo poco que dejó tras de sí. Esa noche, Álvaro Arbeloa puso en práctica una de las técnicas que debió de aprender el lateral blanco durante los años que estuvo a las órdenes del técnico luso, toda vez que resulta muy poco creíble que actitudes tan soeces como la que se puede ver en el vídeo que encabeza este texto las adquiriera Arbeloa de los magníficos entrenadores que el Madrid ha tenido y tiene en su cantera.

Damos por hecho que a los chavales de La Fábrica sus guías les enseñan la deportividad que  demostraron, por ejemplo, en la reciente final perdida ante los chicos de La Academia atlética en la final de LaLiga Promises disputada hace una semana. No imaginamos, pongamos por caso, a Vicente del Bosque enseñando ni a Arbeloa ni a ningún otro compañero de cantera en su momento a realizar entradas tan criminales como la que esa noche Arbeloa practicó -por la espalda y sin balón en juego- a Diego Costa.

Traer a colación el partido que el Atlético de Madrid y el Real Madrid disputaban de Copa del Rey el 5 de febrero de 2014 resulta adecuado por una simple razón, advertir que con ello ya conocemos a qué atenernos.

El ascenso de Álvaro Arbeloa en el organigrama técnico de la cantera del Real Madrid ofrece una inquietante lectura: Florentino Pérez vuelve a recurrir a las prácticas del 'mourinhismo' más peligroso para intentar frenar la frustración de no poder vencer al rival en el terreno de juego. Si la llegada de José Mourinho en 2010 perseguía terminar -de la manera que fuera- con las humillaciones a que el Barça de Messi sometía al Madrid, ahora Arbeloa -el más ferviente soldado de Mourinho- tendrá la misión de detener, con el mismo manual, los éxitos de la cantera del Atlético sobre la del Real Madrid.

En la entrevista concedida a Pedrerol en 'Jugones', del canal Neox, Arbeloa lo explicaba ufano y orgulloso: "Soy mourinhista, y orgulloso".

 

Resumir el extenso recorrido de malas artes desplegadas por José Mourinho a lo largo de su muy exitosa trayectoria profesional exigiría mucha paciencia por parte de quien pueda estar leyendo esta crónica en estos momentos, de modo que tal vez lo más adecuado sea resumir en una sola circunstancia: cada vez que Mourinho ha terminado una etapa en un club, su mayor legado reconocido es el de la inestabilidad y el gueracivilismo de la masa social que lo compone. A ello, habría que sumar únicamente lo que quedará para los anales de la infamia, el dedo metido en el ojo (también por la espalda y con el juego detenido) del bueno de Tito Vilanova (DEP).

Mourinho mete el dedo en el ojo a Tito Vilanova
Mourinho mete el dedo en el ojo a Tito Vilanova

Conviene recordar todo esto, porque es lo que se espera de Arbeloa al frente del Juvenil del Real Madrid como instrumento para detener la gloria de los chavales del Atlético de Madrid. Antón Meana (nada sospechoso de ser simpatizante rojiblanco), en El Larguero, de la Cadena SER, ya avisaba anoche de los primeros pasos dados por el nuevo entrenador de la cantera blanca, presionando a Florentino para que 'robe' a más jugadores promesas atléticas, como bien explicaba José Antonio Vallés hace unos días en MÁS ATLÉTICO  -también a personal de confianza del 'Cholo'- y, sobre todo, para que desentierre el hacha de guerra contra el Atleti y dé por finalizada la pax que encarnaba el pacto de no agresión entre ambos clubes. Insistimos, impensable en estandartes madridistas como Vicente del Bosque o incluso Raúl. 

El 'estilo Mourinho' de tierra quemada y Arbeloa atacan de nuevo al Atlético