sábado. 01.10.2022
Guerra RFEF-LPFF

¡Cancelado! Sin árbitras en el estreno del Atleti Femenino ante la Real

Situación histórica, por lamentable, la que ha ocurrido hoy en el estreno de la Liga F. Con todo listo para arrancar con un interesante Atlético de Madrid Femenino-Real Sociedad en el Centro Deportivo Wanda Alcalá de Henares, la competición se ha aplazado por la incomparecencia del equipo arbitral. De fondo la batalla que mantienen Federación y Liga por la profesionalización del fútbol femenino.

Las jugadoras esperan la comparecencia arbitral / Foto: ATM
Las jugadoras esperan la comparecencia arbitral / Foto: ATM

Lo llaman huelga de árbitras pero detrás está la batalla por el fútbol femenino entre la Federación española de fútbol y la recién creada Liga profesional. La Liga F., como se llama la nueva competición profesionalizada, arrancaba hoy en Alcalá de Henares con un duelo de altura, el Atlético de Madrid-Real Sociedad, el cuarto contra el segundo de la pasada temporada. Las jugadoras de ambos equipos comparecieron. Quien no lo hizo, como ya se esperaba, fueron las árbitras del encuentro que anunciaron una huelga para cobrar más. La misma situación y a la misma hora se ha dado en el partido que iban a disputar el Alhama CF. El Pozo y el Madrid CFF.

GUERRA ENTRE LIGA Y FEDERACIÓN POR EL FÚTBOL FEMENINO

Para la recién creada Liga Profesional del Fútbol Femenino (LPFF) no hay duda de que las colegiadas son el ariete de la Real Federación del Fútbol Español (RFEF) en un nuevo capítulo de la guerra entre Rubiales y Tebas. Tras el lío con los sorteos paralelos de las jornadas y la disputa por el cupo de extracomunitarios, ahora ha llegado el de los sueldos de las árbitras.

Las colegiadas han cumplido su amenaza de huelga a pesar de que hay sobre la mesa una propuesta de cuadruplicar su sueldo, que no ha sido contestada por la RFEF, y de que el Consejo Superior de Deportes (CSD), que trata de mediar con poco éxito, ha mostrado su apoyo para que avancen las negociaciones. Hasta ahora las árbitras ganaban entre 160 y 300 euros por partido, una cifra que no puede mantenerse ahora que se ha profesionalizado a las jugadoras y se han multiplicado los ingresos por televisión. La propuesta de la Liga es aumentarlo a 1650 euros por encuentro.

LA RFEF, DETRAS DE LA HUELGA DE ÁRBITRAS

Puesto que las árbitras dependen de la RFEF, la huelga es, en teoría contra la Federación, pero la realidad es que detrás de las colegiadas está la propia Federación que, con toda seguridad no va a sancionarlas. De hecho, fue el propio Medina Cantalejo, presidente del Comité de árbitros de la RFEF (y mano armada arbitral de Rubiales), quien ya avisó con el siguiente mensaje unas horas antes de la presentación de la LIga F. el pasado martes:  "Un trabajador que tiene que reivindicar sus derechos, tendrá que hacer lo que tenga que hacer. Vamos a respetar y respaldar la decisión que tomen". Poco después llegó la huelga. Eso no las libra de una posible denuncia de los clubes, que podrían exigir una indemnización.

 Tampoco hay acuerdo con la cantidad de dinero que deben pagar los clubes por los arbitrajes. La Federación pide 21.000 euros por encuentro, lo que supone 315.000 euros por el global de los 15 partidos que cada equipo juega como local, cuando el pasado año eran 3000 euros por partido.Una cifra que la LPFF considera inasumible para unos clubes cuyos presupuestos (especialmente los que no tienen un gran club detrás) son escuálidos.

¡Cancelado! Sin árbitras en el estreno del Atleti Femenino ante la Real
Comentarios