sábado. 01.10.2022
CONFLICTO CON LA RFEF POR JORGE VILDA

Jugadoras de Atleti y Barça renuncian a la selección pero no las del Real Madrid

Estalla el conflicto entre las jugadoras de la selección española de fútbol femenino y la RFEF a cuenta del cuerpo técnico que lidera el seleccionador Jorge Vilda. 15 jugadoras comunican su postura de fuerza a la Federación de renunciar al equipo si no sale el técnico. 
Jugadoras de la selección femenina / Foto: @SefutbolFem
Jugadoras de la selección femenina / Foto: @SefutbolFem

15 jugadoras, casi toda la plantilla de la selección española de fútbol femenino ha dicho basta. En un hecho sin precedentes, las jugadoras han mandado correos electrónicos a la Federación aduciendo que están muy "afectadas en su estado emocional" tras comprobar que el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, mantiene al técnico Jorge Vilda, y que no ha habido cambios en la situación que ya estuvo a punto de generar un motín en la última convocatoria. La Federación ya les ha contestado. No sólo no cambiarán al  técnico sino que, en un duro comunicado, les exige pedir perdón y asumir su error. Resulta llamativo que prácticamente las únicas jugadoras que se ponen del lado de la RFEF son las del Real Madrid.

LAS JUGADORAS DEL ATLETI SE SUMAN A LA RENUNCIA

Entre las 15 jugadoras que renuncian están las dos del Atlético, Ainhoa Moraza, internacional desde 2020, y Lola Gallardo, internacional desde 2013. Junto a ellas casi todas las jugadoras del Barcelona, el grueso del equipo, las de la Real Sociedad, City, United, América... Todas menos las del Real Madrid y tres excepciones que tienen su explicación.

Irene Paredes y Alexia Putellas, ambas del Barça tampoco firman. La primera porque no quiere que se la vuelva a considerar la cabecilla de la rebelión. Alexia porque está lesionada de larga duración y no va a jugar los próximos encuentros. Sin embargo, según informa Relevo, están de acuerdo con el mensaje. Tampoco firma Jenny Hermoso, que a sus 32 años está ante su último Mundial.

EL REAL MADRID ALINEADO CON RUBIALES Y LA RFEF

Las jugadoras madridistas son, por tanto, el núcleo principal de jugadoras que apoyan la postura de la RFEF de no forzar el cambio de entrenador. Ellas o más bien el club como tal. No queda claro quién ha tomado la decisión de no sumarse al motín. El Real Madrid fue groseramente beneficiado por los arbitrajes en las dos últimas jornadas de Liga, logrando de modo muy polémico la clasificación para la Champions a costa del Atlético de Madrid. Entonces se desveló la vinculación matrimonial de la jefa de las árbitras, Yolanda Parga, con el asistente para asuntos arbitrales del Real Madrid masculino, el exárbitro Megía Dávila. El arbitraje de la competición, como en el fútbol masculino, está en manos de la Federación.

COMUNICADO COMPLETO DE LA RFEF SOBRE LA RENUNCIA DE LAS JUGADORAS DE LA SELECCIÓN:

La RFEF ha realizado un duro comunicado en el que reprocha a las jugadoras que intenten elegir al entrenador, algo que está fuera de su competencia. Las acusa de actitudes "alejadas de la ejemplaridad y fuera de los valores del fútbol" y explica que la reacción de la Federación es ya una "cuestión de dignidad", por lo que no cederá a las presiones. No convocará a las jugadoras que no quieran vestir la camiseta y solo "regresarán si reconocen su error y piden perdón"

La Real Federación Española de Fútbol comunica que, a lo largo del día de hoy, ha recibido 15 correos electrónicos de 15 jugadoras de la selección absoluta femenina de fútbol, casualmente todos con la misma redacción, en los que manifiestan que la actual situación generada les afecta "de forma importante" en su "estado emocional" y en su "salud" y que, "mientras no se revierta", renuncian a la selección nacional de España.

La RFEF no va a permitir que las jugadoras cuestionen la continuidad del seleccionador nacional y de su cuerpo técnico, pues tomar esas decisiones no entra dentro de sus competencias. La Federación no va a admitir ningún tipo de presión por parte de ninguna jugadora a la hora de adoptar medidas de ámbito deportivo. Este tipo de maniobras se encuentran alejadas de la ejemplaridad y fuera de los valores del fútbol y del deporte y son nocivas.

De acuerdo con la legislación española vigente, no acudir a una llamada de la selección es calificado como una infracción muy grave y puede acarrear sanciones de entre dos y cinco años de inhabilitación. La RFEF, al contrario de la forma de actuar de estas jugadoras, quiere dejar claro que no las llevará a este extremo ni las presionará. Directamente, no convocará a las futbolistas que no desean vestir la camiseta de España. La Federación contará únicamente con futbolistas comprometidas aunque tenga que jugar con juveniles.

Este hecho ha pasado a ser de una cuestión deportiva a una cuestión de dignidad. La selección es innegociable. Es una situación sin precedentes en la historia del fútbol, tanto masculino como femenino, en el ámbito español y mundial.

El presente y el futuro de España está en el potencial de las categorías inferiores y de jugadoras que este mismo verano se han proclamado campeonas del mundo sub-20 y campeonas de Europa sub-19, además de obtener el subcampeonato de Europa sub-17 juvenil.

La selección necesita jugadoras comprometidas con el proyecto, con la defensa de nuestros colores y orgullosas de vestir la camiseta de España.

Las futbolistas que han presentado su renuncia únicamente regresarán en un futuro a la disciplina de la selección si asumen su error y piden perdón.

 

Jugadoras de Atleti y Barça renuncian a la selección pero no las del Real Madrid
Comentarios