miércoles. 19.06.2024
Cerezo, Wu, Simeone y los capitanes / Foto: Más Atlético
Cerezo, Wu, Simeone y los capitanes / Foto: Más Atlético

El día que el Atlético de Madrid y Whalefin sellaron sus destinos de forma oficial en un gran acto en el Estadio Metropolitano, Miguel Ángel Gil, CEO rojiblanco, se encontraba indispuesto. Que no acudiera a tan importante cita se revela ahora como una especie de premonición. Aquella relación no empezaba bien y sólo unos meses después puede acabar peor. Para suerte de Gil, no habrá foto que lo vincule al fiasco. Fue Cerezo quien posó junto al imberbe joven millonario Michael Wu, fundador y CEO de Ámber Group, la propietaria de Whalefin.

EL ATLETI ESPERA LA COMUNICACIÓN OFICIAL DE LA RUPTURA CON WHALEFIN

Era demasiado bonito para ser verdad, dirán algunos. El Atlético de Madrid arrancó la temporada con un nuevo patrocinio en su estadio (Cívitas) para los próximos 10 años y con un nuevo patrocinador en su camiseta (Whalefin), para cinco, que prácticamente triplicaba los ingresos que aportaba el anterior, Plus500. El club amarraba la parcela comercial para centrarse en la parte más volátil, el área deportiva. Ahora esa pata comercial se trastabilla por la crisis de las criptomonedas. Whalefin desinvierte con la misma rapidez que soltó la 'pasta'.

Aún no hay comunicación oficial de la ruptura y por eso desde el club prefieren no hacer comentarios, pero todos apunta a que al Atlético le pasará lo mismo que al Chelsea. Las orejas al lobo se empezaron a ver el 9 de diciembre. Bloomberg informó entonces de que Whalefin retiraba su patrocinio de la manga de la camiseta del Chelsea, apenas siete meses después de colocar su ballena por 22 millones de euros anuales. Detrás de esta decisión, la quiebra de las criptomonedas que estaban dando al traste con la inversiones de todas las compañías que habían apostado por ellas.

El Atleti ya busca cómo blindarse jurídicamente de esta salida, para reclamar por el abandono. Aunque ya se han pagado los primeros 42 millones, este tipo de salidas no son pacíficos. Las muchas cláusulas de los contratos siempre esconden sorpresas indeseables. El siguiente paso será también encontrar rápidamente un nuevo patrocinador. Nada hace pensar que vaya a ser tan generoso así que ya se cuenta con una rebaja, otra más, en la perspectiva económica rojiblanca.

UNA INVERSIÓN MUY TECNOLÓGICA

Hace sólo unos meses todo se vía de otra forma. El 11 de julio se filtró una operación que daba muestra del creciente atractivo internacional del Atlético de Madrid. Whalefin, una empresa de la compañía Amber Group con sede en Hong Kong, que opera en el sector Fintech con bitcoins, tokens, criptomonedas y con dinero normal, se convertía en patrocinador principal del club y metía la ballena de su logo en la mareante camiseta del Atleti. Si la combinación de ballena y rayas torcidas generaba de todo menos pasión en lo estético, en lo económico fue un pelotazo. 42 millones de euros al año durante un lustro parecían un buen argumento. Se triplicaban los ingresos de Plus500, el anterior patrocinador.

Según anunció el club y la compañía en una nota de prensa conjunta, Amber Group pasó a ser, además, Official Wealth y Digital Lifestyle Partner del Atlético de Madrid, una asociación con el objetivo de democratizar, de forma responsable, el acceso a herramientas financieras innovadoras gracias al alcance global del fútbol. Entre esas herramientas en el ámbito digital en el que opera está el 'Metaverso', ese mundo virtual al que nos conectaremos en el futuro utilizando una serie de dispositivos que nos harán pensar que realmente estamos dentro de él. Compañías como Facebook, Google, Nvidia o Microsoft también apuestan fuerte por él.

ADIOS A ATLETIVERSE, NUESTRA ISLA EN EL METAVERSO

Fruto del acuerdo, Amber Group contaría con derechos exclusivos para crear “Atletiverse”, una isla virtual dentro de Openverse, la plataforma 3.0 para creadores, marcas y negocios de la compañía. En este nuevo espacio, los aficionados podrían disfrutar de experiencias únicas que les permitirían interactuar con seguidores de todo el mundo, además de descubrir la utilidad de los activos digitales en el mundo virtual. Es algo parecido a lo que ya proponen algunos videojuegos. Te creas un personaje o avatar, y te adentras en ese mundo a vivir aventuras a través de tu ordenador, sólo que en este caso de una especie de realidad alternativa en la que podremos hacer las mismas cosas que hacemos hoy en día sin movernos de la habitación, como por ejemplo, y esto buscaba la compañía, comprar y vender activos digitales.

QUÉ SERÁ DE LA BALLENA ADOPTADA

Desde cualquier parte del mundo los aficionados del club podrían entrar en ese metaverso, conectar con el equipo, entrar al estadio virtual, y hablar con otros aficionados del Atleti, a través de una página web, de realidad virtual o de los móviles. Más fácil de entender, más inmediato, fue la primera acción que llevaron a cabo Amber y la Fundación Atlético de Madrid con la "sostenibilidad", esa palabra tan de moda, por bandera. "Acabamos de adoptar una ballena en nombre del Atlético de Madrid", dijo  el CEO de la compañía, Michael Wu, sin especificar más datos, el día de la presentación. El caso es que el Atleti tiene una ballena de verdad por ahí nadando, imaginamos que en algún centro de recuperación de ballenas perdidas, cuyo futuro también se ha puesto en riesgo...

El Atleti se prepara para perder el patrocinio de Whalefin