martes. 25.06.2024

El Atleti confía en que Apelación revoque el cierre parcial del Metropolitano por su actuación diligente

Atendiendo a los precedentes, el cierre parcial del Estadio Metropolitano decretado por el Comité de Apelación de la RFEF a causa de los insultos racistas que presuntamente sufrió el jugador del Athletic de Bilbao, Nico Williams, puede quedar en nada gracias a la reacción del Atlético antes, durante y después de los hechos.
Nico Williams, señala el color de su piel / Foto: ATM
Nico Williams, señala el color de su piel / Foto: ATM

Hay cierta tranquilidad en las oficinas del Metropolitano respecto a la decisión del Comité de Disciplina de la RFEF de cerrar parcialmente el sector de la grada desde el que se profirieron insultos racistas sobre el jugador del Athletic de Bilbao, Nico Williams. El club tiene 10 días para recurrir al Comité de Apelación y lo hará atendiendo a dos argumentos, según fuentes del club consultadas por Más Atlético. En primer lugar, la diligente actuación del club tanto en la prevención como en la reacción a los hechos. El segundo argumento es la desproporción de la sanción teniendo en cuenta que sólo hay un autor de los hechos.

LA ACTUACIÓN DEL ATLÉTICO DE MADRID TRAS EL INCIDENTE

El Atleti considera que el club "ha tomado las medidas preventivas adecuadas en la prevención" del racismo, la xenofobia y las conductas violentas. Además, tras los hechos aplicó el protocolo y "pidió por megafonía que no se repitiera ese grito aislado, condenó el incidente en redes sociales y colaboró intensamente con la policía para lograr la identificación del implicado."

Sobre este último asunto, el Atlético colaboró con la Policía Nacional en la búsqueda del autor/autores de los insultos racistas, identificándose una sola persona como responsable de los mismos, que fueron recogidos en el acta arbitral como gritos de "uh, uh" imitando el sonido de un mono. Respecto a la desproporción de la sanción, el club estima que " la acción de un individuo no puede provocar el castigo de miles de aficionados que se comportaron correctamente". El club ha anunciado también la expulsión provisional de esta persona, que es socio del Atleti.

LOS PRECEDENTES DAN LA RAZÓN AL ATLÉTICO PARA EVITAR EL CIERRE

El relativo optimismo del club sobre la respuesta que ha de dar Apelación parte de los precedentes de otros casos muy similares que acabaron con la revocación de la sanción. El más reciente es el caso de los insultos racistas y xenófobos que ocurrieron en el partido Getafe-Sevilla del pasado 30 de marzo. En aquel caso hubo insultos racistas sobre el dorsal 19 del Sevilla, el "toro" Acuña, al que aficionados situados en la zona central del campo gritaron "Acuña mono" y "Acuña vienes del mono".

La sanción al Getafe en ese caso fue muy similar a la que ha recibido el Atlético. El Comité de Disciplina ha sancionado al Atlético con el cierre parcial de un sector de la grada del Metropolitano, que el club tiene que determinar antes de las 12:00 del 3 de mayo, pero que ya localiza en el fondo sur, donde se sitúa la grada de animación en la que se encuentra el Frente Atlético. Esta sanción se aplicará durante dos partidos y además se impone una multa de 27.000 euros. En el caso del Getafe se aplicó casi la misma sanción que al Atleti, clausura parcial por tres partidos (uno más, por tanto) y la misma sanción pecuniaria. Sin embargo, días después el Comité de Apelación tumbó la resolución de Disciplina.

Hace menos de un mes, Apelación argumentaba que, en función de la jurisprudencia precedente, "el Club apelante quedaría exonerado de responsabilidad disciplinaria si demuestra que ha realizado todas las acciones necesarias para impedir y atenuar las infracciones que dieron lugar a la resolución del Comité de Disciplina de la RFEF."

En este sentido, apreció que "consta acreditada la actuación proactiva del Club en la determinación del autor de los hechos. Sobre estos extremos, se observa que las labores de identificación fueron iniciadas con anterioridad a la resolución del Comité de Disciplina, todo ello de conformidad con las comunicaciones electrónicas existentes". Estas medidas también las ha realizado el Atlético con el caso de los insultos a Nico Williams.

"Puede inferirse -continúa argumentando- que los resultados alcanzados dieron lugar a la interposición de denuncia ante la Policía Nacional en fecha 4 de abril de 2024, en la que se contiene, entre otros aspectos, las referencias a los testimonios recabados y la consecuente información existente, que ha permitido esclarecer la identidad del responsable de los sucesos, tan solo cinco días después de la celebración del partido. Igualmente, tratándose de un único aficionado causante, resulta posible depurar las oportunas responsabilidades aparejadas a los actos reportados."

Por esa razón, Apelación considera que "se desprende una actuación diligente del Getafe CF, ya que el contenido de la referida denuncia acredita este proceder, lo que permite concluir a este Comité de Apelación la suficiente diligencia del Club a la hora de atenuar los hechos que suscitaron la suspensión temporal del partido, todo ello en consideración de aquellas medidas reactivas también implementadas en el estadio en el momento de los hechos."

En consecuencia, el juez decidió "estimar el recurso formulado por el Getafe CF, revocando el acuerdo impugnado que se contiene en la resolución del Comité de Disciplina de fecha 3 de abril de 2024."

El Atleti confía en que Apelación revoque el cierre parcial del Metropolitano por su...