martes. 06.12.2022

Los dardos de Florentino Pérez contra Gil Marín y el Atlético en El Chiringuito

A pesar del tono siempre relajado y conciliador con el Atleti, Florentino Pérez lanzó algunos dardos contra el club y su principal dirigente, Miguel Ángel Gil Marín.  Aprovechó la entrevista en 'El Chiringuito de Jugones' para ajustar cuentas respecto a la Superliga, y evidenció su total falta de relación con el CEO rojiblanco.
Florentino Pérez en El Chiringuito / Foto: captura TV
Florentino Pérez en El Chiringuito / Foto: captura TV

“¿Hay alguna pregunta que no le pueda hacer?”, pregunta Josep Pedrerol. No. La respuesta de Florentino tenía todo el sentido ya que la entrevista de su principal propagandista mediático, en 'El Chiringuito de Jugones', parecía preparada a fondo a mayor gloria del presidente del Real Madrid.

Entre las acríticas preguntas sobre Mbappé o las laudatorias sobre los balones de oro que van a acumular sus jugadores, Florentino tuvo ocasión de dirigirse en varias ocasiones al Atlético de Madrid con referencia a nombres propios como Miguel Ángel Gil Marín o Joao Félix. Comentarios en los que mezcla dardos, verdades y mentiras que repasamos en Más Atlético atendiendo a la literalidad de sus palabras, transcritas para este artículo huyendo de los resúmenes incompletos, y a menudo incorrectos, que se están publicando en algunos medios.

LA SUPERLIGA

El mayor punto de fricción entre Florentino Pérez y el Atlético de Madrid viene a cuenta del proyecto de la Superliga impulsado por el presidente del Real Madrid y al que se sumó el Atleti presionado por la posibilidad de quedar fuera de una competición excluyente que iba a reunir a toda la élite del fútbol europeo. Cuando se descolgaron los equipos de la Premier, también se descolgó el Atlético, con la afición, por cierto, cargando contra el tipo de competición que se había planteado.

Gil Marín siempre ha dado por zanjada su participación en la Superliga, “nos salimos”, afirmó en septiembre pasado en el "World Football Summit";  “hemos decidido no consolidar nuestra adhesión”, escribió al abandonar la organización en abril de 2021. Florentino Pérez lo niega. El Atleti, dice, está dentro.

-    Florentino Pérez: Gil Marín hizo lo que quería o debía de hacer, pero yo no le voy a juzgar.
-    Josep Pedrerol: No entiendo.
-    FP: Bueno, él está en el grupo de los 12, la sociedad existe. Luego estuvieron sometidos a una serie de presiones y algunos firmaron una carta por dar satisfacción al presidente de la UEFA, pero vamos, estuvo con nosotros y esa sociedad existe, por mucho que digan.
-    JP: ¿Gil Marín está en la Superliga?
-    Sí, están todos porque para irse hay un procedimiento muy malo.

Tres puntos destacados en esta declaración. 
1)    Afirma que el Atleti está aún en la Superliga
2)    Gil Marín fue presionado por Ceferín para desmarcarse.
3)    Salirse de la Superliga implica una penalización, económica según trascendió ya en su momento, que ata al Atleti.

Es una versión muy distinta a la que mantuvo Gil Marín el pasado septiembre, que asegura que la decisión fue fruto de una reflexión y del sentir de la afición, y que con aquél comunicado la desvinculación fue completa. 

A nosotros nos invitan a formar parte de ello y el sentir del consejo de administración del club es de cómo no vamos a estar en la mesa donde van a estar 15 clubes, que es lo que nos presentan, los más poderosos de Europa. Entendiendo que nos habíamos ganado el derecho por la última década de éxitos. Cómo no estar en esa mesa que va a negociar el futuro del fútbol europeo. Tardamos 48 horas en darnos cuenta que poníamos en riesgo que el fútbol tradicional. Gracias a ese fútbol hemos llegado a donde estamos. También percibimos el rechazo de nuestra masa social. Me dio sentir que nos podíamos cargar ese fútbol tradicional. Me reuní con los accionistas, les dije que me sentía que traicionaba a la idea de este deporte y nos salimos. Si las instituciones siguen en la misma línea no tardará en que aparezca otro sistema que le dé una vuelta de tuerca. Si nos obligan a decidir entre papá o mamá, nos iremos de casa. (Gil Marín, World Football Summit, sept. 2021)

RELACIONES PERSONALES E INSTITUCIONALES

Florentino asegura que la relación con el Atlético de Madrid es buena pero su contacto es únicamente con Enrique Cerezo, en lo personal y lo institucional. Deja claro que su relación con Miguel Ángel Gil es completamente inexistente.

Con el Atlético me relaciono con… con el presidente. El sábado estaba en la misma mesa con el presidente en una boda, o sea, quiero decirle, que tenemos muy buena relación. ¿Por qué no íbamos a tenerla? Una cosa no quita la otra. Tú puedes ser rival, te puede hacer más gracia una cosa u otra, pero la relación personal está por encima de todo y además creo que eso ha mejorado en los últimos años.

¿PACTO DE NO AGRESIÓN?

Se ha hablado mucho de la existencia de un supuesto “pacto de no agresión” entre los dos clubes. Florentino lo niega, y a una pregunta sobre un hipotético interés por Joao Félix responde explicando un procedimiento que la realidad deja en evidencia.

No hay ningún pacto de no agresión, si queremos a Joao Félix hablaríamos con el club a ver si lo quieren vender, y si no lo quiere vender pues ahí acabó la historia.

Lo cierto es que hay casos en la historia de la relación de ambos clubes que desmienten sus palabras, como fue el caso del Kun Agüero, en el que el Real Madrid presionó al jugador para rebelarse contra el Atlético y conseguir su fichaje. Un procedimiento que ha usado en muchas ocasiones para fichar a jugadores de otros equipos.

LA PANCARTA Y EL PASILLO 

La gran obsesión, esta temporada, de los periodistas madridistas salió a relucir. Preguntaron a Florentino sobre el famoso pasillo que evitó el Atleti, y su respuesta fue mucho más elegante de lo que esperaban.

El pasillo… bueno, pues cada uno tiene sus costumbres, unos lo hacen y otros no lo hacen, yo nunca he protestado por eso. Es verdad, si alguien se siente más cómodo haciéndolo pues lo hace, si alguien no pues también lo respeto, no es un pecado tampoco que no te lo hagan.

Claro, su respuesta no podía ir en otro sentido puesto que él mismo avaló la decisión de no hacer pasillo al Barcelona en 2018. Tampoco al Atleti en 2014.

También le preguntaron por la pancarta que apareció colgada en el exterior del Metropolitano, “Entre los de la prensa y los de amarillo, 120 años de pasillo". Más que preguntar, realmente le indujeron a refrendar la acusación de que el club había permitido su instalación con ánimo de insultar al Real Madrid. Florentino no entró al trapo, se hizo el ignorante.

Pues… No se lo creerá, no sé de qué pancarta me habla y prefiero que no me lo diga si no es buena, pero nadie me ha hablado de esa pancarta, se lo digo sinceramente.

ALEGRÍA POR EL ATLETI

En esa línea afirmó que se alegraría si el Atleti ganara un título europeo, algo que sorprendió a los entrevistadores. Esos mismos periodistas que critican el antimadridismo esperaban una declaración antiatlética de su presidente. 

- FP: Es que no se lo van a creer, yo no soy anti nada, o sea, yo veo que el Atlético de Madrid gana una competición pues casi me alegro más que si la gana uno de fuera.
-  JP: ¿El Atleti?
-  FP: Sí, el Atleti, el Barcelona… El Barcelona también por qué no.”

EL WANDA, “EN LAS AFUERAS”

Florentino dejó una última pulla al Atlético de Madrid. No hizo una referencia directa al Estadio Wanda Metropolitano pero todo el mundo pudo entender a qué estadio se refería. 

Preguntado por los ingresos del nuevo Estadio Santiago Bernabéu, Florentino se felicitó de tener la mejor ubicación posible para hacer dinero más allá de los partidos. De ahí el enorme gasto en su reforma (casi tres veces más de lo que costó construir, casi de cero, el nuevo Estadio Metropolitano). Y entonces aludió a la periferia…

Será una fuente de ingresos importante para nosotros. Si hubiera estado en las afueras pues no se hubiera podido. Hemos aprovechado la ubicación. Hemos hecho un acuerdo con la empresa de explotación de estadios de lo que no sabemos hacer nosotros, que es muy bueno.

Ahí, “en las afueras”, el Metropolitano celebró 300 eventos fuera del fútbol el año anterior al COVID. El presente ejercicio aún está, en parte, afectado por el COVID pero las previsiones son muy buenas con más de 100. Para muestra los grandes espectáculos en los que el estadio del Atlético de Madrid se ha impuesto al Bernabéu, como el concierto de los Rolling Stones, el de Alejandro Sanz (que estará en la inauguración del Bernabéu) o el partido de rugby de los All Blacks, entre otros. De todos los ingresos que obtiene el Metropolitano, el 15% ya corresponden a eventos y conciertos. Son cifras, en cualquier caso, incomparables con las que puede generar una buena gestión de un estadio en pleno centro de Madrid, aunque mucho más de lo que podía generar un Vicente Calderón, que tenía un espacio mucho más limitado y que, aunque estaba en el interior de la almendra de la capital, quedaba lejos del centro más transitado y mejor comunicado para el turismo o la celebración de eventos.

Los dardos de Florentino Pérez contra Gil Marín y el Atlético en El Chiringuito
Comentarios