sábado. 01.10.2022
El caza del Atlético Aviación

La desconocida historia de un símbolo del Metropolitano que nadie va a quitar

Antes de que el Atlético de Madrid lo instalara en el Estadio Metropolitano, el avión homenaje al Atlético Aviación fue banco de pruebas para estudiantes de aeronaútica.
avion metropolitano
El caza "Saeta" es uno de los hitos del Estadio Wanda Metropolitano

La historia del caza Hispanoaviación HA-200D Saeta que luce frente a la puerta 31 del estadio Wanda Metropolitano es de esas que tienen final feliz. Primero esquivó el desguace una vez terminada su vida operativa en el Ejército del Aire. Le quisieron dar una segunda oportunidad y fue donado a un instituto de Formación Profesional de Valencia para que los estudiantes de un ciclo de mantenimiento de aeronaves lo montaran, desmontaran y lo volvieran a montar tantas veces que llegó un día en que el viejo aparato analógico dejó de serles útil. Acabó medio abandonado en un almacén de este instituto. Nada indicaba entonces que algún día fuera a tener el honor de representar sobre un pedestal la historia común que une al Atlético de Madrid con el Ejército del Aire.

UNA IDEA DEL MÍTICO ÁNGEL GÓMEZ

Si fue posible es gracias a Ángel Gómez, el recordado director del Museo del Atlético de Madrid, fallecido en 2019. El teniente reservista del Ejército del Aire, Ángel Vegas, ha explicado a MásÁtlético que fue a Gómez a quien se le ocurrió, durante las obras del nuevo estadio, que había que homenajear de alguna forma al Atlético Aviación. Vegas formaba parte en aquél momento del gabinete del Jefe del Estado Mayor del Aire (JEMA), y acudió junto a otros oficiales del gabinete, todos atléticos por cierto, a un encuentro organizado por Gómez, donde les contó su idea: había que poner un avión del EA en el Metropolitano. Una vez les llegó la petición oficial del Atlético de Madrid se pusieron a ello. 

Ángel Vegas nos confiesa que no hubo ni un problema porque el entonces JEMA, el general Javier Salto, también es del Atleti, así que no tardó en dar su visto bueno a hacer una donación de un avión como las que el Ejército del Aire hace con frecuencia a ayuntamientos e instituciones. La idea de Gómez era buscar un avión de los tiempos del Atlético Aviación (1939-1946), pero de esos apenas quedan unos pocos en algún museo. Tras descartar otras opciones el elegido fue el “Saeta”.

UN AVIÓN DE LOS AÑOS 50

El “Saeta” es un caza muy posterior a aquel equipo que lució las alas del “rokiski” del Ejército del Aire  junto a su escudo. Su primer vuelo se produjo en 1955, cumpliendo un hito para la industria española, pues se trató del primer avión a reacción de diseño y fabricación española, con la ayuda del ingeniero alemán Willy Messerschmitt. El modelo del Metropolitano es algo posterior, de los años 60. Su vida útil no se alargó mucho superados tecnológicamente por los nuevos modelos que llegaron de EEUU. A finales de los 70 fueron dados de baja. Más tarde su destino sería ser útil a los estudiantes de Valencia.

El teniente Ángel Vegas explica que para su recuperación, los restos del avión fueron rescatados del instituto (las donaciones no son definitivas) y enviado a la maestranza del aeródromo de Cuatro Vientos, donde se le restauró para dejarlo como lo podemos ver hoy. La norma es decorar los aviones restaurados como cuando estaban en servicio pero con nuestro protagonista se tomaron la licencia de plasmar en su parte delantera el escudo del Atlético Aviación. Unos trabajos que el Ejército del Aire facturó al Atlético de Madrid. Ahora, sobre la peana que le diseñaron, el avión mantiene un vuelo perpetuo para acompañar los éxitos del conjunto rojiblanco.

Escucha la entrevista completa aquí:

 

 

La desconocida historia de un símbolo del Metropolitano que nadie va a quitar
Comentarios