sábado. 01.10.2022
BAYER LEVERKUSEN 2-0 ATLÉTICO

El Atlético tropieza con su falta de ambición y se complica el grupo

Tropiezo del Atlético en Alemania. El conjunto de Simeone, muy falto de ambición durante buena parte del partido, sucumbió al desorden cuando decidió atacar con todo. El plan del técnico argentino se vino abajo con las rápidas contras del Bayer Leverkusen y el Atlético acabó sorprendido. Un penalti no pitado a favor del Atleti pudo cambiar el destino del encuentro.
Koke busca un balón frente al Bayer Leverkusen / Foto: ATM
Koke busca un balón frente al Bayer Leverkusen / Foto: ATM

Faltó ambición, contundencia y agresividad. El plan de Simeone pasaba por sorprender en la segunda parte con los jugadores más ofensivos pero el sorprendido fue el Atlético de Madrid. Sólo ha ganado un partido oficial esta temporada el Bayer Leverkusen, que duerme en el fondo de la liga alemana. Como antídoto al exceso de confianza el Cholo salió al campo con jugadores de corte más defensivo, como Reinildo de carrilero o Saúl en vez de Carrasco para cerrar unas bandas donde el Bayer exprime la velocidad de sus extremos. Planteamiento conservador, que generó un partido anodino hasta que ambos equipos se decidieron a ir por el partido. El perjudicado fue el Atlético. Durante demasiado tiempo dejó que el Bayer se lo creyera y cuando quiso reaccionar mostró todas sus costuras.

PRIMERA PARTE DE TANTEO

Primera parte muy plana e igualada. Apenas un tiro a puerta sin peligro de cada equipo ilustraron un primer tiempo en el que ni uno ni otro equipo se lanzaron a por el partido. Por diferentes motivos. El Cholo optó por madurarlo, no cometer errores y apostar por la ansiedad del contrario, más necesitado de puntuar. El Bayer no quiso apuntalar sus miserias facilitando el contraataque rojiblanco.

Simeone, con las bajas de Savic y Giménez, optó por dar entrada a Felipe como cierre en el eje de la defensa de tres. A su lado colocó a Witsel y Hermoso, dos jugadores con buen pie para salir bien parados de la presión. El Bayer no se lanzó a la desesperada. Rápidamente se dieron cuenta de que cuando el Atleti rompía la primera línea de presión Koke, Joao y compañía armaban el ataque con rapidez y espacios. En los carriles Reinildo y Nahuel Molina sólo llegaban al campo contrario con cierta timidez. Libre para jugar en todo el frente de ataque y para bajar a ayudar al centro del campo, Joao Félix fue el jugador más desequilibrante. No encontró el camino hacia el gol pero cargó de tarjetas amarillas a los centrales alemanes.

PENALTI POR MANO NO PITADO

Apenas hubo producción ofensiva. La oportunidad más clara para el Atleti llegó en el 32 con dos protagonistas sorprendentes. Hermoso cede a Felipe que, mal perfilado, no puede mandar a gol. Pero la historia de esta primera parte habría sido distinta si el árbitro, Michael Oliver, hubiera pitado penalti en una mano clara de Edmond Tapsoba a los 20 minutos. Córner en corto, centro de Molina al área y tras una prolongación, Tapsoba abre el brazo para parar un balón en el área pequeña. Una mano instintiva pero clara y muy similar a la que protagonizó Hermoso frente al Oporto hace apenas una semana y que sí se consideró penalti. La revisión del VAR no dio satisfacción al Atlético.

La mano que no fue penalti / Foto: Captura TV
La mano que no fue penalti / Foto: Captura TV

SUSTO Y REVOLUCIÓN EN LA SEGUNDA PARTE

Arrancó la segunda parte con un cambio en las filas del Atleti. Saúl, intrascendente en el partido, dejó su plaza a De Paul. Y arrancó con peligro para la portería de Grbic. Una doble oportunidad tras robo en zona peligrosa que se estrelló consecutivamente en el largero y el poste, Grbic mediante. La ocasión agitó un partido que estaba destinado a romperse en la segunda parte.

Con el Bayer crecido y cada vez más cerca del área de Grbic, Simeone buscó su particular revolución. Llegó la hora Griezmann y con él entró Carrasco, por Reinildo y Molina. Más profundidad con los nuevos carrileros y más control de juego con Griezmann. El Atleti ya era otro y el Bayer se volvió un manojo de nervios.

El Atlético encerró al Bayer combinando en el borde de su área. Radeski evitó un golazo de De Paul en el minuto 68. Aún así, un fallo defensivo provocó una clara ocasión del equipo alemán que salvó Felipe, imperial en el corte. El córner dejó otro susto a los atléticos. Por momentos el Bayer apretó al Atlético que fue a por todas dando entrada a Cunha y Correa por la delantera titular.

LLEGAN LOS GOLES Y LA DEBACLE

El partido se volvió de ida y vuelta pero quien acertó con la portería fue Robert Andrich en el 84, tras una jugada por la izquierda que Hermoso no pudo frenar. El gol desmontó al Atleti que, sin nada que perder, dejó espacios y le puso una autopista al Bayer más letal, dirigido por Frimpong, que participó en los dos goles. Otra contra de manual, también por la izquierda, dejó el 2-0 en el marcador, obra de Diaby.

El Atlético se complica el grupo porque en el otro partido el Brujas se deshacía con contundencia del Oporto y lograba los seis puntos. El Brujas lidera la tabla seguido del Bayer Leverkusen con los mismos puntos que el Atlético. Por detrás el Oporto sigue sin puntuar y todo queda abierto para los próximos encuentros. El próximo encuentro, el Real Madrid.

El Atlético tropieza con su falta de ambición y se complica el grupo
Comentarios