lunes. 04.03.2024
Numancia 0-4 Atlético de Madrid

El Atlético golea 0-4 al Numancia en el Memorial Jesús Gil

El Atlético de Madrid se llevó el Memorial Jesús Gil tras vencer por 0-4 al Numancia en el estreno de la pretemporada rojiblanca. El conjunto de Simeone mostró contundencia en un partido en el que Witsel fue defensa y hasta un portero salió como delantero.

Lemar celebra el primer gol de la pretemporada / Foto: ATM
Lemar celebra el primer gol de la pretemporada / Foto: ATM

Primer partido de pretemporada. Ocasión para hacer pruebas de todo tipo para el Cholo Simeone, aunque nadie podía imaginar ver ante el Numancia a un tercer portero, Gomis, como delantero centro y al debutante Axel Witsel hacerlo como defensa central. Cristiano Ronaldo ya puede ir imaginando que si viene al Atleti lo de la versatilidad es cosa seria; puede acabar de lateral derecho.

Primer ensayo también con la nueva camiseta de rayas torcidas, que sólo han llevado los jugadores porque entre el público apenas se vio una. Y primera victoria para el Atlético. La entidad del rival, el Numancia de 2 RFEF, no da para sacar muchas conclusiones pero la más clara hace referencia al sistema de juego. Simeone probó con un 3-5-3 en ataque en la primera parte, con más variaciones tácticas en la segunda parte, cuando Simeone cambió todo el once completo. Otra conclusión llega del balón parado, aquella herramienta que fuera tan útil en tiempos pretéritos, fue el origen de tres de los cuatro goles rojiblancos.

Arrancó el técnico con una alineación con muchos teóricos titulares, empezando por Oblak. Desde luego en defensa, con Giménez, Savic y Reinildo de centrales y Wass (aún no está Nahuel Molina) y Carrasco de carrileros. A partir de ahí las posibles variantes pero Simeone probó de inicio con Kondogbia de enlace acompañado a los lados por De Paul y Lemar, uno de los más destacados del encuentro. Arriba Correa y Morata. La titularidad del delantero de España, al que pretende la Juve, queda libre a todo tipo de interpretaciones, pero contar para Simeone, cuenta.

Había mucha expectación sobre cómo jugaría el nuevo Atleti de la temporada pero lo primero que ocurrió, minuto 3, fue un penalti por manos de Giménez muy protestado por los rojiblancos. La acción, que amargaba temporalmente la ilusión del estreno de los rojiblancos, sirvió para comprobar que Jan Oblak no se ha ido. El esloveno celebró su renovación parando el penalti con una gran estirada. 

No necesitó mucho el Atlético para hacerse dueño del partido ante un combativo Numancia. El conjunto del Cholo enlazó una buena combinación por dentro. Un desmarque al espacio de Morata dejó todo el hueco para la llegada de Lemar que, desde fuera del área, metió un zurdazo a la escuadra. El del francés, uno de los mejores de la primera parte, es el primer gol de la pretemporada rojiblanca. Sólo tardó 8 minutos en llegar.

En el 31' un saque de esquina botado por Carrasco al segundo palo fue rematado de forma acrobática por Correa, sacando un nuevo inesperado golpeo de su chistera al que, sorprendido, reaccionó tarde el portero del Numancia. El tercero llegaría justo antes de acabar la primera parte, también con origen en un córner que Carrasco mandó a la frontal del área para el remate con el pie de De Paul. El balón, de dudosa trayectoria, golpeo en la pétrea nalga de Kondogbia, de espectador en el área, con la fortuna de que se introdujo en la portería.

Fin de la primera parte, 3 goles, y la sensación de que el equipo ya está trabajado. La segunda parte se jugó con once nuevos jugadores, con Koke a los mandos del centro del campo, con Hermoso y Axel Witsel de centrales y con Cunha y Griezmann arriba escoltados por Saúl y Riquelme. Lodi y Sergio Gil acompañaron en las bandas.

La posición de Witsel sorprendió a todos, aunque la baja de Felipe no tenía recambio. Es una solución para Simeone cuando las lesiones y las  tarjetas provoquen bajas en esa línea. El Numancia también hizo muchos cambios y el partido, que arrancó con gol de Cunha al rematar casi sin querer un balón desviado en un saque de esquina, se vino abajo.

El encuentro dejó una última anécdota cuando Hermoso sintió una molestia en el tobillo tras un buen control. Simeone decidió no dejarle entrar de nuevo al terreno de juego por precaución. Tras unos minutos con 10, saltó al campo Felipe. O más bien su camiseta con su nombre porque dentro estaba Gomis, el tercer portero rojiblanco, al que Simeone colocó en punta. No había más jugadores y no se quiso rescatar a uno de los que ya habían jugado. A Gomís le dio tiempo a hacer un buen regate y a disparar a puerta. A Simeone le dio tiempo a sacar las primeras conclusiones antes de preparar el siguiente partido de pretemporada, ya más serio, frente al Manchester United.

El Atlético golea 0-4 al Numancia en el Memorial Jesús Gil