sábado. 22.06.2024
Celta 0-1 Atlético de Madrid

Oblak salva, Memphis remata

El Atlético de Madrid se llevó los tres puntos del Estadio Balaídos en un mal partido del conjunto rojiblanco que se complicó aún más con la expulsión de Savic. Oblak obró el milagro de dejar la portería a cero y cuando menos se esperaba, apareció Depay para dar la victoria frente al Celta.
Depay, en una acción con el Atlético / Foto: ATM
Primer gol de Depay / Foto: ATM

Cada cierto tiempo Oblak nos recuerda que su cromo del álbum de La Liga de nuestros niños no es para pegarlo en cualquier sitio, que hay que ponerlo en el cabecero de la cama como nuestras abuelas ponían a sus santos. Sus pocas intervenciones ante el Celta no fueron paradas, fueron milagros. Sostuvo al Atlético de Madrid con vida incluso cuando el Celta se animó en ataque tras la expulsión de Savic. Pero el que apareció al final para dar la victoria fue Memphis, Memphis Depay, que está decidido a resolver los problemas de eficacia ante la portería del Atleti.

PRIMERA PARTE GRIS PERO IGUALADA

La primera parte fue gris por parte de ambos equipos y por eso mismo muy igualada. Ambos conjuntos rivalizaron en pases imprecisos hasta el punto de que la sensación de peligro parecía que sólo podía llegar a partir de un error, de un mal control del rival. Los porteros, inéditos. Apenas una estirada de Oblak a un disparo lejano de Carles Pérez que iba fuera.

Armado con un 4-3-3 el Atlético compactó el centro del campo, con Barrios, Koke y De Paul en esa línea. Sólo el canterano ofreció alguna idea de ruptura, alguna combinación interesante, pero se fue diluyendo con el paso de los minutos y acabó sin confianza y perdiendo más balones de lo conveniente. Griezmann, el hombre que ofrece luz cuando no la hay, era apenas un farol en el margen de la banda izquierda, orillado a esa posición por Simeone en detrimento de su habitual aportación cuando juega centrado.

Con esa disposición el Atleti consiguió anular a Aspas y los intentos del Celta en ataque por la banda izquierda, con Veiga, Pérez y hasta Larssen, fueron bien resueltos por Reinildo y Hermoso. El Atleti sólo tuvo una ocasión peligrosa en los pies de Llorente, cuyo disparo a pase de Griezmann fue interceptado por Tapia.

LOS MEJORES MINUTOS DEL ATLETI, CON GRIEZMANN CENTRADO

Simeone cambió el partido en la segunda parte con un simple movimiento. Centró a Griezmann para meter a Carrasco en la izquierda en sustitución de Barrios. La magia del francés volvió a fluir en unos minutos eléctricos, los únicos rescatables del partido. Nada más arrancar ya la tuvo Morata, muy clara, pero paró Villar. El Atleti encerró al Celta en su área hasta que en el minuto 56 Javi Galán encontró el hueco para la contra. Ahí empezaron los milagros de Oblak.

El celtiña rompió líneas dejando atrás a Koke, incapaz de igualarlo en velocidad y dejó solo a Aspas frente a Oblak. El esloveno paró el disparo del jugador gallego pero la pelota siguió su camino, lenta pero segura, hacia la portería. Oblak llegó a tiempo de desviarla sobre la misma línea. El susto volvía a igualar un partido que se volvió más abierto.

"MILAGROS OBLAK"

Simeone sorprendió con la salida de Griezmann en el 64. Sólo el agotamiento podría haber explicado semejante cambio pero Correa fue un sustituto eficaz, hasta que Savic fue expulsado en el 70. Una pugna entre Savic y Seferovic cuando éste encaraba el área se saldó con la tercera expulsión del montenegrino esta temporada. Ambos se estaban agarrando pero Figueroa Vázquez apreció mayor intensidad en Savic. De esas jugadas que otras tantas veces se quedan sin sancionar.

La falta, sacada por Aspas, acabó en larguero, convertido en fiel complemento del milagro Oblak. El guardameta del Atlético pareció lesionarse en el salto pero continuó en la portería para fortuna del Atlético. Porque la molestia que tenía no le impidió parar un potente disparo de Pérez. Tampoco le impidió exhibirse poco después sacando una mano prodigiosa cuando Reinildo desvió hacia su portería, dentro del área pequeña, un centro lateral. El mozambiqueño le debe una mariscada.

MEMPHIS DEPAY DA LA VICTORIA AL ATLÉTICO

A pesar de estar con 10, el Atlético no renunció a ganar los tres puntos. Correa, Carrasco y Depay, que sustituyó a Morata, lo siguieron intentando a la contra. Y así llegó el gol en el 88. Carrasco dribló en el área y su centro lo desvío ligeramente un defensa. El balón llegó a Depay de espaldas pero a la media vuelta la golpeó mordida a gol. 

Si los milagros de Oblak habían sostenido con vida al Atleti, Depay dio la victoria al equipo respondiendo a la confianza que le mostró Simeone en la previa. Valoró sus buenos entrenamientos y pidió que lo demostrara en el campo. Pues primer gol del jugador neerlandés con el Atlético de Madrid y tres puntos que le sirven al Atlético para afianzar su posición de Champions.

Oblak salva, Memphis remata