miércoles. 29.05.2024
Griezmann marcó un hat-trick al Getafe / Foto: ATM
Griezmann marcó un hat-trick al Getafe / Foto: ATM

Demasiado tarde para competir LaLiga pero a tiempo de certificar la clasificación para la Champions League. Simeone parece haber encontrado, por fin, el camino de la puerta a cero, el del control de los partidos y las victorias fuera de casa. El 0-3 ante el Getafe permitió ver a un Atlético de Madrid encantado de conocerse lejos de su estadio. El rival era propicio. No se jugaba nada y llevaba 24 partidos sin ganar a los rojiblancos. Ya son 25.

Un encuentro con un gran protagonista, Antoine Griezmann, que sin jugar de delantero centro, ha vuelto a encontrar las sensaciones perdidas y, lo que es más importante, el gol. Tres para ser exactos. Un poderío goleador posible, entre otras cosas, gracias al buen momento de un De Paul que reaparece con su mejor versión cuando menos te lo esperas.

GRIEZMANN REVOLUCIONA EL PARTIDO

27 minutos tardó el aficionado atlético en despertar del tostón en el que amenazaba convertirse este partido. Al campo saltó un Atleti que dejaba la iniciativa, que cerraba espacios cerca de su área tratando de no conceder, algo que tiene un precio cuando de atacar se trata. Es lo que se la he pedido a Simeone y por lo que ha optado el técnico para frenar la sangría fuera de casa, regresar al concepto de equipo que se hace bola a los rivales pero que hace pocas concesiones a la alegría futbolística. 

Fue Griezmann quien hizo buena la estrategia en el referido minuto, porque la idea era robar y buscar espacios a la espalda de la defensa adelantada del Getafe y así llegaron los goles. Correa lo intentó sin éxito varias veces, contagiado en ocasiones del síndrome Morata de vivir en fuera de juego. Fue De Paul, que de repente vuelve a ser aquel que vimos ganar un Mundial, el que encontró habilitado a Griezmann con una magnífica asistencia que el francés controló con la punta de la bota para batir a David Soria.

Se puso entonces más divertido el partido. El Atleti se soltó, con De Paul, Barrios, Llorente y Correa haciendo de las suyas. Como si quisiera  alertar de ese juego alegre y confiado, Hermoso hizo una de esas jugadas que tan caro le han costado a los rojiblancos, un pase de esos prohibidos al contrario al borde del área. Greenwood acabó la jugada con terrible disparo que Oblak acertó a desviar lo justo para mandarlo al larguero. También lleva unos días el cancerbero recordándonos a todos que es una leyenda por algo.

El caso es que el Atleti siguió buscando espacios en ataque. Encontró a Correa, que marcó en fuera de juego, y lo volvió a encontrar poco después De Paul en otro gran pase que el argentino envió generoso al francés. Casi sin ángulo, Griezmann marcó el segundo.

EL ATLETI, COMO EN CASA

Nada cambió en una segunda parte que Griezmann estrenó marcando el triplete. Lino dirigió una contra por la izquierda y filtró un buen pase al francés, que culminó encontrando el hueco bajo las piernas de Soria. Ya son 16 goles en Liga, máximo anotador rojiblanco. Para entonces el Atleti ya parecía jugar como en casa, combinando de memoria bajo los cánticos de una grada poblada de una animosa representación de la hinchada rojblanca.

No tuvo más historia un partido que finiquitó el francés con su triplete y que sólo dejó la mala noticia de que Witsel y Giménez se ganaron la quinta amarilla, por lo que ninguno de los dos estará disponible ante Osasuna. Eso obligará al Cholo a improvisar una nueva defensa. Si alguien esperaba que la diferencia en el marcador permitiría ver sobre el césped a Vermeeren o a Morata, pues se equivocó. Ni el belga pudo demostrar algo de lo que se le presume ni el madrileño pudo aprovechar para recuperar sensaciones.

Con esta victoria, cuarta consecutiva, el Atleti consigue el objetivo básico de clasificarse matemáticamente para la próxima edición de la Champions League. En el horizonte próximo, otro objetivo simbólico, adelantar al Girona, que ya está a solo dos puntos, para ser tercero. En todas las temporadas completas de Simeone el Atlético nunca ha bajado de ese tercer puesto. 

Revive Griezmann y el Atleti ya busca la tercera plaza