martes. 28.05.2024
Once inicial del Atleti / Foto: ATM
Once inicial del Atleti / Foto: ATM

JAN OBLAK: Bola extra

Sin que se le pudiera reprochar nada en ninguno de los goles, se mostró el esloveno inusualmente dubitativo y por momentos algo inseguro durante la primera mitad. En la segunda parte, sin embargo, dio al Atleti con sus paradas salvadoras un par de bolas extras.

CÉSAR AZPILICUETA: Veterano

El navarro ha estado en mil batallas como esta en Champions. Carece ya de la fuerza de antaño, pero el 'Cholo' apostó por su veteranía. La puso sobre el césped, pero una tarjeta amarilla lo dejó en el banquillo al descanso.

NAHUEL MOLINA: Sin nivel

Sin rodeos: no se trata de la calamitosa actuación -otra más- de Nahuel Molina en los dos partidos de esta eliminatoria, una circunstancia que todos los jugadores del Dortmund entendieron en seguida, por eso atacaban siempre contra él. Se trata de que, por mucho que haya podido participar en la selección de la Argentina campeona del mundo, Molina no tiene nivel suficiente para ser el lateral derecho titular del Atlético de Madrid. Es un desastre defendiendo. Es absolutamente predecible con la misma jugada de siempre atacando. Y carece por completo de la contundencia física y psicológica que exige un equipo que aspira a competir con los más grandes de Europa. 

JOSÉ MARÍA GIMÉNEZ: Honrado

No se le puede acusar a 'Josema' de haberlo entregado todo en el campo, pero los delanteros del Dortmund simplemente fueron mejores que él en esta ocasión. Así es el fútbol. Es un deporte.

AXEL WITSEL: Solvente

Siendo una vez más la defensa del Atlético de Madrid la línea con mayores carencias -recibir cinco goles en los dos partidos contra el Dortmund lo atestigua-, Witsel fue de lo mejor en ella.

MARIO HERMOSO: Desahogo

Aportó salida ordenada de la pelota en los momentos en que peor lo pasaba atrás el equipo. Anotó el gol que dio esperanzas al Atleti.

KOKE: Cerebro

Junto con Correa, Koke fue el mejor del Atlético. Donde ya no le llegaron los pulmones y las piernas, puso el cerebro al servicio de la colectividad. La colectividad lo agradeció.

RODRIGO DE PAUL: Voluntarioso

Mostró lo que sabe hacer, poner piernas y juego canchero, que resultaron de gran ayuda en el revivir del equipo durante los primeros 20 minutos de la segunda parte, en los que todo pareció posible. Cuando se quedó sin combustible en su motor, el equipo se vino abajo.

MARCOS LLORENTE: Infatigable

Fue el único que llegó con fuerzas al último tramo del partido. Atacó y defendió con energía. La suya sólo no es suficiente.

ANTOINE GRIEZMANN: Agotado

Se le notó durante todo el partido sin chispa, agotado físicamente. Y sin Antoine, el Atleti objetivamente se queda sin fútbol.

ÁLVARO MORATA: Para el recuerdo

Para el recuerdo -aunque él preferirá siempre olvidar- quedará el golazo que se le fue fuera por centímetros en los primeros minutos del partido, tras marcarse una cabalgada fabulosa, consumada con un toque sutil de seda. De haber marcado ese gol, posiblemente la historia hubiera sido muy diferente. Se le notó con ese fallo en la cabeza toda la primera parte. Simeone lo dejó en el banquillo al descanso.

LOS CAMBIOS

ÁNGÉL CORREA: El mejor

Salió enchufadísimo en el arranque de la segunda parte. Eléctrico, como si intuyera que él iba a decidir el encuentro. Casi lo logra. Anotó un gol, se le marchó por milímetros otro y generó casi todo lo bueno que hizo el Atleti.

RODRIGO RIQUELME: Peligro

Muy entonado, creo peligro en ataque y logró contener a Jadon Sancho en defensa. 

PABLO BARRIOS: Detalles

No le pesó la responsabilidad y ofreció detalles a la hora de dar salidas positivas y dinámicas ataque-defensa al equipo.

SAÚL ÑÍGUEZ: Si calificar

Así Jugaron: el 1x1 del Atleti ante el Borussia Dortmund