miércoles. 29.05.2024
ATLÉTICO MADRID 3 - 1 ATHLETIC BILBAO

El Atlético estará en Champions por 12+1 vez consecutiva

El Atlético de Madrid venció al Athletic Club de Bilbao en el Metropolitano y, con esa victoria, aventaja en seis puntos a los vizcaínos, con lo que, a falta de los cinco partidos que restan por disputarse en LaLiga, casi se da por segura la presencia por décimo tercera vez consecutiva del Atleti en Champions League. Partido sin brillo de nadie, pero con botín deseado para los de Simeone. La nota negativa la volvieron a poner los racistas de siempre.
Los jugadores del Atleti celebran uno de los goles / Foto: ATM
Los jugadores del Atleti celebran uno de los goles / Foto: ATM

El Atlético de Madrid no podía dejar pasar la oportunidad de vencer en el Metropolitano al Athletic Bilbao, su máximo rival para hacerse con la cuarta plaza que da derecho a jugar Champions. No lo dejó pasar.

En un partido sin brillo por ninguno de los dos equipos, el Atleti fue más efectivo y se llevó el premio deseado. Disparó cuatro veces a puerta y anotó tres goles. Bastante más que los bilbaínos, todo sea dicho, que sólo disparó una vez entre los tres palos.

MÁS INTELIGENCIA QUE FUERZA

Salió Simeone con un planteamiento que, de primeras, invitaba a pensar en falta de ambición, teniendo en consideración los tres puntos trascendentales que se estaban disputando: 5+4+1 de dibujo en el campo. Únicamente un punta en ataque real, Antoine Griezmann, que ni siquiera es un delantero killer puro.

Sin embargo, esa lógica de posicionamiento seguramente tuviera mucho más que ver con la admisión por parte del 'Cholo' de que el equipo está llegando a los últimos metros de la temporada con las fuerzas al borde de la extenuación, que con la falta de ganas.

En esa tesitura de carencias, Simeone optó por minimizar riesgos. De manera especial, atendiendo también a la poca fiabilidad que la línea defensiva está ofreciendo esta temporada. Sobre todo si, como sucedió, Rodrigo De Paul generó ponerse por delante en el marcador, incluyendo la fortuna de que su tiro desde el balcón del área pegara en un defensor y se colara por la escuadra de Unai Simón,  tras juagada de Marcos Llorente ¡por el interior zurdo!. Definitivamente, a Llorente ya sólo le debe de quedar ocupar la posición de portero.

CHAMPIONS LEAGUE DE NUEVO

No sucedió nada más en toda la primera mitad. Los 22 jugadores se limitaron a dejar pasar los minutos sin demasiadas intenciones de morder. Al Atlético eso ya le iba bien. Lástima que antes de marcharse al descanso, nuevamente una concatenación de errores incomprensibles atrás y de pérdidas de balón -especialmente, un partido más, Nahuel Molina- propiciaron el gol del empate del Athletic. En descargo del lateral argentino hay que decir que en esta ocasión el tanto encajado vino tras una pérdida grosera de pelota de Griezmann -ausente todo el partido- en el medio del campo.

Sin embargo, el susto duró poco. En la segunda mitad el Atlético dio cumplida cuenta de las otras tres oportunidades de que dispuso, marcando dos goles más. El 2-1, un golazo dibujado con un pase magistral por Koke y finalizado con control orientado en carrera y toque a la red exquisitos de Ángel Correa. El 3-1 definitivo, jugada marca de la casa de Samu Lino, de fuera hacia adentro, que termina con disparo, pega en el palo y el rebote termina dentro, tras golpear a Unai Simón.

INSULTOS RACISTAS DE NUEVO

La nota negativa la volvieron a poner los racistas de siempre. En este caso, contra Nico Williams. El árbitro Martínez Munuera aplicó bien el protocolo. Detuvo el partido y pidió que se avisara por megafonía que no se continuaran profiriendo insultos racistas. 

Definitivamente, el club debería ser más contundente contra estos descerebrados, que, siendo inmensa minoría, no hacen sino traer vergüenza a la inmensa mayoría de aficionados del Atlético de Madrid y a la institución. La contundencia, para empezar, no cayendo en eufemismos hirientes, como lo que hizo la megafonía. Pidió al público que se abstuviera de proferir palabras "ofensivas", en lugar de lo que son, racistas.

El Atlético estará en Champions por 12+1 vez consecutiva