miércoles. 24.04.2024

Competición mantiene la amarilla a Barrios con este sorprendente argumento

Pablo Barrios fue amonestado con tarjeta amarilla tras robar un balón de manera completamente limpia en el partido contra el Villarreal. A pesar de las pruebas videográficas, Competición le mantiene la tarjeta que acarrea suspensión. No estará ante el Girona.
Barrios vio la quinta amarilla ante el Villarreal / Foto: ATM
Barrios vio la quinta amarilla ante el Villarreal / Foto: ATM

El Comité de Competición de la RFEF ha resuelto mantener la tarjeta amarilla que recibió Pablo Barrios en el minuto 62 del partido que enfrentó a Atlético de Madrid y Villarreal en el estadio de la Cerámica. Una tarjeta que recibió por una supuesta falta que no fue tal, puesto que el canterano rojiblanco, como se puede apreciar claramente en las imágenes, despeja el balón limpiamente, sin tocar ni derribar al rival, que cae por la inercia de la jugada.

Lo que no fue ni falta, fue considerado por el árbitro, según dejó constancia en el acta, una amonestación por “derribar a un adversario en la disputa del balón de forma temeraria”. El Atlético recurrió la decisión al apreciar error manifiesto pues "el jugador amonestado se limitó a jugar limpiamente el balón y que en ningún momento contactó con el jugador rival, lo que excluiría el derribo al que hace referencia el acta."

EL COMITÉ SE INVENTA UNA INEXISTENTE EXPULSIÓN

La respuesta del Comité a la alegación del conjunto rojiblanco no puede ser más sorprendente. Contra toda evidencia visual afirma que "el repetido visionado de las imágenes no ha permitido a este Comité concluir, más allá de toda duda, que la acción que motivó la expulsión no se produjo tal y como la describió el colegiado y, en definitiva, probar la ausencia de contacto a la que se refiere el club en sus alegaciones y, por lo tanto, que el jugador amonestado no derribó al jugador rival."

No sÓlo sorprende que los miembros del Comité sean los único que tienen dudas sobre si hay derribo o no, sino que hablan de una "expulsión" a Barrios que no se produjo, puesto que solo recibió una amarilla. Da la impresión de que este error muestra el poco interés que ha tenido el Comité en conocer del asunto.

Los argumentos de Competicion / RFEF
Los argumentos de Competicion / RFEF

LA NO ACTUACIÓN DEL CUARTO ÁRBITRO PARA JUSTIFICARSE

No queda ahí la cosa puesto que para afianzar su decisión se escudan en que "un miembro del equipo arbitral se encontraba en ese momento a escasos metros de los jugadores, de frente a ellos siguiendo el juego y sin que ningún otro jugador se interpusiese entre él y los protagonistas de la jugada." Se refieren al cuarto árbitro, que como todo el mundo sabe, jamás contradice una decisión del árbitro principal salvo que esta sea de gran trascendencia o no haya visto la jugada.

Con esta decisión, Pablo Barrios cumplirá ciclo de cinco tarjetas frente al Girona, un partido trascendental para las aspiraciones rojiblancas de afianzar su posición en los puestos que dan acceso directo a la Champions League. El Atleti tiene aún la opción de recurrir al Comité de Apelación y para ello podrá recurrir también al error formal del Comité de Disciplina al hablar de "expulsión". Sin embargo, la experiencia rojiblanca es que casi nunca se le acaba dando la razón por muy obvias que sean las imágenes.

Competición mantiene la amarilla a Barrios con este sorprendente argumento