martes. 06.12.2022

Más Atlético, referencia informativa para TODOS los atléticos

Tengo el dedo índice derecho hiperdesarrollado pero no es de nacimiento. Cada mañana lo primero que hago cuando enciendo el ordenador es entrar en los periódicos deportivos. Busco información del Atleti y para encontrarla someto al dedo en cuestión a un ejercicio propio de un ciclista de fondo: dar vueltas y vueltas a la ruedecita del ratón para descender al subsuelo, qué digo, a los infiernos de esos periódicos. Ahí, por debajo de la información del Real Madrid, de la de todos aquellos jugadores que un día lo fueron del Real Madrid, de todos los supuestos fichajes que serán del Real Madrid; más abajo aún de las noticias importantes de la F1, de Rafa Nadal, de, qué se yo, Luka Doncic; ahí por fin, bueno no, todavía un poco más abajo, tras las noticias del Barça, allá donde la mayoría que busca rápida satisfacción a sus anhelos ya pierde la esperanza, ahí, insisto, es donde encuentro la información del Atleti.

Busco información del Atleti y para encontrarla someto al dedo en cuestión a un ejercicio propio de un ciclista de fondo: dar vueltas y vueltas a la ruedecita del ratón para descender al subsuelo, qué digo, a los infiernos de esas webs.

Conste que no es culpa de los compañeros que cubren la información rojiblanca, grandes profesionales y la mayoría atléticos como nosotros. Pero el fruto de su trabajo es considerado secundario o terciario por sus propios  responsables, bien porque lo crean menos rentable o porque piensen que resulta molesto para su audiencia prioritaria, sea la afición del Real Madrid o la del Barça. El caso es que el Atleti no tiene en esos medios la presencia que se merece por su presente, pasado, palmarés y afición.

Ésta, la afición, es la preocupación de Más Atlético, porque quienes estamos levantando este proyecto, periodistas del Atleti, también somos aficionados y sentimos igualmente esa sensación de olvido mediático, cercana al desprecio. Y como periodistas nos duele aún un poco más. Esta ausencia de atención ha provocado que en los últimos años muchos seguidores del Atleti, de modo amateur pero con todo su esfuerzo e ilusión, hayan dado un paso al frente para tratar de ofrecer una alternativa al “no consuman”. Y eso es magnífico. Conversaciones improvisadas en Twitter, podcast de aficionados, blogs, tertulias en YouTube, algunas de ellas con participantes muy cualificados, son la prueba de que hay una gran demanda de información y de opinión sobre el Atleti. 

Más Atlético busca complementar ese esfuerzo, esos espacios nacidos de la afición, ofreciendo un producto eminentemente profesional, con vocación de crecer, mejorar y sumar a quienes quieran participar.

Más Atlético busca complementar ese esfuerzo, esos espacios nacidos de la afición, ofreciendo un producto eminentemente profesional, con vocación de crecer, mejorar y sumar a quienes quieran participar. Un proyecto periodístico que gira en torno al Atlético de Madrid y su afición, en el que la noticia no va a ser que Cristiano Ronaldo amenaza al Atleti sino que el Atleti amenaza los records de Cristiano; en el que la noticia no sea el bulo de que Vinicius es el más castigado en faltas de la Liga, sino que sea que el más castigado es Joao Félix, porque esa es la verdad; en el que el comentario no sea que el Atleti del Cholo no da la talla en las finales contra el Real Madrid, sino que muy al contrario, de seis finales entre ambos equipos ganó tres y las otras tres se compitieron hasta llegar a prórrogas y penaltis.

No nos une al club Atlético de Madrid más que los muchos años de adhesión a un sentimiento y unos valores, que no es poco. El que les escribe, a principios de los años 80 ya cruzaba a la carrera la M30 cada domingo de partido camino al Calderón, con su papá de la mano, claro. Allí despedí a Capón contra la URSS, grité como un loco a Álvarez Margüenda en la liga robada del 81, soporté en los derbys a los ultrasur junto a mi asiento del Fondo Norte siendo un niño. Disfruté los pases de Dircéu, las arrancadas de Arteche y las carreras de Futre. Sufrí las simulaciones de Buyo, los desmanes de Jesús Gil y el descenso a segunda. Celebré el ascenso y cada gol de Torres, el hermano, el hijo, que todos hubiéramos querido tener. Y lloré a Luis junto a su improvisado altar en las puertas del estadio, el padre, el abuelo adoptivo que todos tuvimos. Y desde entonces los recuerdos más recientes, los de mayor éxito, una era de dignidad, triunfo y recuperación de las esencias de un equipo centenario que, con Simeone al frente del barco, ha arreglado la brújula tantos años estropeada. 

Ahora solo falta un medio deportivo que esté a la altura de ese reto que es convertirse en referencia informativa de todos aquellos que sienten el Atleti como una parte de su vida.

Ahora solo falta un medio deportivo que esté a la altura de ese reto que es convertirse en referencia informativa de todos aquellos que sienten el Atleti como una parte de su vida. Y cuando digo "de todos" me refiero tanto a los que sufrieron el infierno y la pancarta que buscaba “rival digno para derby decente”, como a los que sólo han saboreado las mieles del éxito cholista; a los del “logo” y a los del escudo; a los del nada como el Calderón y a los del qué pasada el Metropolitano; a los que miran mal al palco y a los que no; a los que aplauden hasta en las malas y a los que exigen incluso en las buenas. Todos somos Atleti y aquí no venimos a repartir carnets sino a ser un punto de encuentro de una afición a la que con frecuencia se la trata de dividir desde esferas mediáticas externas. 

Ahí no nos va a encontrar nadie en Más Atlético. Hemos venido a hacer más Atleti. Bienvenidos a Más Atlético, vuestra casa.

Más Atlético, referencia informativa para TODOS los atléticos
Comentarios