martes. 28.05.2024
Los jugadores del Atlético celebran un gol ante el Getafe / Foto: ATM
Los jugadores del Atlético celebran un gol ante el Getafe / Foto: ATM

Una plantilla llena de posibilidades. Ese era el sueño de Diego Simeone antes de empezar la temporada y, a pesar de que aún haría falta un jugador que pueda competir en el lateral derecho con Nahuel Molina, la plantilla rojiblanca está repleta de opciones para Simeone.

Sin embargo, para que el Atlético pueda competir este año por títulos, necesitará que los jugadores de relevo aprovechen al máximo sus minutos. En el partido ante el Getafe, se pudo ver un buen nivel de los que salieron desde el banco, especialmente Griezmann, el cual anotó el definitivo 0-3.

En la derrota en casa ante el Villarreal, Cunha y Correa fueron los que revolucionaron el partido, creando dos ocasiones clarísimas para haber batido la portería de Rulli. El brasileño no pudo conectar un pase de la muerte del argentino y, más tarde, envió un remate de cabeza al larguero.

En el resto de posiciones deberá ocurrir lo mismo. Hermoso y Felipe aún no han contado con minutos, pero teniendo en cuenta las bajas que tiene el Atlético en defensa a lo largo de la temporada, no es raro pensar que tendrán su oportunidad y, cuando llegue, deberán aprovecharla para ganarse la confianza del Cholo.

El medio del campo será donde más competencia puede haber, y esperemos que así sea. Las dos primeras jornadas han sido Koke-Lemar-Llorente los elegidos por Simeone para ocupar la sala de máquinas.

En Valencia fueron Kondogbia (de '5'), mientras que Koke y De Paul ocuparon los puestos de interior. Ante el Villarreal se vio un centro del campo lento y sin presión. En Valencia tampoco se mejoró mucho.

La temporada es larga y está plagada de lesiones, sanciones y, quién sabe, si de salidas y llegadas de jugadores en el mercado de invierno. Por ello, aunque Simeone pueda tener un equipo titular definido, será clave que aquellos jugadores que parten como suplentes sean capaces de tener minutos de calidad y aportar al equipo dando igual el tiempo del que dispongan sobre el terreno de juego.

El Atlético necesita a los actores secundarios