sábado. 24.02.2024
ATLÉTICO MADRID 2 - 0 VALENCIA CF

Victoria plácida del Atleti, respiración contenida por Morata

Victoria incontestable del Atlético de Madrid ante el Valencia CF. Tercer partido consecutivo que los de Simeone logran marcar y dejar su portería a cero, algo que no sucedía desde hacía más de 10 meses, justo más o menos lo que llevaba Reinildo sin jugar en la zaga. La preocupación llegó al final. Con el partido ya cerrado, Álvaro Morata advirtió que podría haberse lesionado. Simeone confirmó luego que existe un problema en los isquiotibiales. La posibilidad de una lesión muscular del delantero centro goleador del Atleti a las puertas de la semifinal de Copa del Rey y del derbi contra el Madrid, más el horizonte de eliminatoria de Champions con el Inter, sería una noticia espantosa.
Los jugadores celebran uno de los goles 7 Foto: ATM
Los jugadores celebran uno de los goles 7 Foto: ATM

Hasta los ateos seguidores del Atlético de Madrid se pusieron a rezar cuando, con el partido ya completamente decidido y en el descuento final, Álvaro Morata comenzó a realizar señales al banquillo sujetándose la parte de atrás del muslo de su pierna izquierda. Simeone confirmó luego que existe un problema en los isquiotibiales.

La posibilidad de una lesión muscular del delantero centro goleador del Atleti a las puertas de la semifinal de Copa del Rey ante el Athletic, el derbi contra el Madrid, más el horizonte de eliminatoria de Champions League con el Inter, sería una noticia espantosa. 

CONTROL ABSOLUTO

Esa fue la única nota preocupante para el Atlético en el encuentro. El resto, transcurrió plácido, con control absoluto de los rojiblancos ante la chavalería del 'Pipo' Baraja, que supo cerrarse bien atrás durante los primeros 43 minutos, pero que justo cuando presagiaban el descanso, Antoine Griezmann supo ver que Samuel Lino entraba como cuchillo en mantequilla por el agujero que la defensa del Valencia dejó un mínimo instante en su banda derecha. El francés envió la pelota en largo a ese espacio, con pelota a 30 metros, Lino se coló en el área y batió cruzando por bajo a Mamardashvili, 1-0 y al vestuario todos, a renglón seguido.

Haciendo honor a los méritos, ese primer gol rojiblanco ya debió haber llegado un poco antes. Con los mismos dos protagonistas, especialmente Lino, al que el 'Cholo' colocó como extremo, gracias al retorno de Reinildo Mandava a la titularidad, y eso fue como darle cuatro piernas en lugar de dos al joven brasileño.

El balón fue siempre rojiblanco -la primera mitad finalizó con una posesión del 70% para el Atleti-, sin que los delanteros del Valencia supieran siquiera de qué color iba vestido Jan Oblak, felizmente aburrido.

Las internadas de Lino hacían que el juego atlético estuviera totalmente volcado hacia su banda y si ese primer gol no se sustanció con anterioridad fue únicamente porque Mamardashvili hizo tres intervenciones salvadoras a Griezmann -maravillosa esta-, Memphis Depay (muy entonado) y Pablo Barrios.

BUENOS SÍNTOMAS

Además de Lino -elegido MVP del partido-, mención especial para otros tres jugadores: Rodrigo de Paul, Koke y Reinildo.

El argentino está en su mejor momento indiscutible desde que llegara al Atlético de Madrid. Soberbio en el despliegue físico, que hace la vida más fácil a Koke, y eso el equipo lo nota mucho para bien. Pero a ello está sumando desde hace meses quilates en el reparto de juego. De manera singular, a la  hora de dar el último pase en la zona de trescuartista.

Y de Reinildo únicamente comentar dos circunstancias. La primera, que ha estado unos 10 meses fuera de la titularidad del Atlético de Madrid desde que lesionara la rodilla frente al Madrid. Pero el espíritu de defensa formidable no lo ha perdido. Por momentos recordó al Reinildo de antes de caer lesionado.

La segunda consideración es que ante el Valencia, por primera vez justo en los últimos 10 meses, el Atlético de Madrid ha sido capaz de marcar gol y, a la vez, dejar su portería a cero tres partidos consecutivos, algo que sin duda hace que Simeone llegue a su casa mucho más feliz.

MAL SABOR DE BOCA

En todo caso, esta victoria plácida del Atleti arroja el regusto amargo del miedo a una lesión de Morata. Si se confirmara el peor de los temores, estaríamos hablando de alrededor de cuatro semanas de recuperación. Confiemos en que no sea así. Por fortuna Memphis Depay también parece que recupera el olfato goleador. Hoy anotó el 2-0, antes de que el árbitro De Burgos Bengoetxea pitara un penalti a favor del Atleti, que el VAR corrigió y acertó: Nahuel Molina no fue derribado por Gayà.

Victoria plácida del Atleti, respiración contenida por Morata