martes. 31.01.2023

Soler da a entender claramente el equipo que ya no es prioridad para él

Carlos Soler trasladó anoche un mensaje en apariencia neutro sobre su futuro profesional. Cuando tras el partido con España se le preguntó en varias ocasiones acerca de dónde jugará la próxima temporada, lo que más llamó la atención fue una ausencia, la del Valencia CF, su todavía club. El centrocampista valencianista evitó en todo momento siquiera mencionar al equipo de la ciudad del Turia. 
Carlos Soler trasladó anoche un mensaje en apariencia neutro sobre su futuro profesional. Cuando tras el partido con España se le preguntó en varias ocasiones acerca de dónde jugará la próxima temporada, lo que más llamó la atención fue una ausencia, la del Valencia CF, su todavía club. El centrocampista valencianista evitó en todo momento siquiera mencionar al equipo de la ciudad del Turia. 

Le cuestionaron varias veces anoche a Carlos Soler sobre su futuro profesional de cara a la próxima temporada. Son reiterados los comentarios en los últimos meses en los que sitúan al jugador en dos posibles formaciones, el Atlético de Madrid y el FC Barcelona, siendo el Atleti recientemente el que mayores elementos de probabilidad va acumulando. 

Hasta en tres ocasiones tuvo que contestar Soler respecto a en qué equipo se ve jugando la campaña venidera. Fue evidente que ya venía advertido y, siempre muy educado y comprensivo con el lógico interés periodístico que despierta su caso, el jugador insistió en la misma respuesta preparada de antemano, "yo ahora mismo en lo único que pienso es en irme de vacaciones".

Hasta aquí todo de manual. Pero también fue de manual el clamoroso silencio que Soler mostró con el que todavía es su club, el Valencia CF. Cuando un jugador tiene ofertas pero aún contrato con un club, lo natural siempre suele ser manifestarse en términos que indiquen que en el futuro puede suceder cualquier circunstancia, pero que en esos momentos pertenece a ese equipo en cuestión (el Valencia, en el caso de Soler).

Nada de eso sucedió y, con su silencio, Soler parece marcar de manera definitiva el rumbo de su futuro profesional. Si el jugador no mencionó en instante alguno que él pertenece todavía al Valencia, claramente es porque ya se siente fuera de la disciplina del club ché. Más aún al considerar otra variable no menor: Soler es valencianista desde la cuna. Se ha criado y formado en el Valencia toda su vida. Una ausencia de ese grado en todas sus respuestas contiene intencionalidad evidente, no parece creíble ser fruto ni de la casualidad ni del descuido. 

Cuestión diferente será el destino final. Incluso pudiera darse la opción de un improbable cambio de guión y permanencia, pero se antoja realmente complicado, ya que hay silencios que comunican mucho más que cualquier otra declaración. Máxime, en alguien que ha dado muestras probadas de tener la cabeza muy bien amueblada, como Carlos Soler.  Anoche lo subrayó tácticamente, "cuando tenga que hablar, hablaré, ahora me voy de vacaciones", pero ni media palabra en la que citara al Valencia. 

Soler da a entender claramente el equipo que ya no es prioridad para él
Comentarios