lunes. 04.03.2024

Joao Félix desmontó al Atleti y Peña frenó la remontada

El Atlético de Madrid sucumbió en Montjüic ante el mejor Barça de la temporada y con un Joao Félix muy motivado. Tras una primera parte desastrosa, el equipo del Cholo reaccionó hasta merecer un empate que Iñaki Peña evitó con dos grandes intervenciones.
Joao Félix en una pugna con Correa / Foto: ATM
Joao Félix en una pugna con Correa / Foto: ATM

El mejor Barça de la temporada salió al césped del Estadio de Montjüic decidido a rebajar la euforia del Atlético de Madrid. Lo consiguió con un gran primer tiempo comandado por Joao Félix y aguantando la reacción rojiblanca en la segunda parte agarrado a las paradas de Iñaki Peña. El mal inicio del Atlético, totalmente superado por el Barça, ofreció una imagen deprimente que Simeone logró invertir con los cambios. Aún así, el partido mostró la debilidad del buen juego del Atleti, suficiente contra la mayoría de los equipos, pero que sufre cuando enfrente tiene a un grande pleno de motivación.

EL ATLETI SIGUE SIN VENCER AL BARCELONA FUERA DE CASA

Con este ya son 18 los partidos que el Atlético de Madrid no logra superar al Barça en su estadio. El escenario de Montjüic y el buen momento del equipo de Simeone, en contraste con la irregularidad del de Xavi, parecían ofrecer la oportunidad perfecta para doblegar esa estadística.  Lejos de ser así, el Barça salió con motivación extra para marcar terreno. Pedri y Joao Félix, que salió ganador en casi todos los duelos, marcó el gol y provocó numerosas amarillas que condicionaron a los defensas, lideraron a un gran Barça.

El portugués fue el ejemplo más claro de esa motivación extraordinaria de los culés. Deseoso de reivindicarse ante el equipo del que no quiere saber nada, el portugués ofreció su mejor imagen, aquella que también ofreció de forma dispersa en el Atleti pero que no llegó a consolidar. Ya lo dijo Simeone en la previa, intuyendo lo que podía ocurrir con su ex pupilo. "Un partido lo pueden jugar bien todos". Joao se lo tomó al pie de la letra.

EL BARÇA DESMONTA AL ATLETI EN LA PRIMERA PARTE

El Barça desmontó al Atlético desde el primer minuto. La presión sobre la salida del Atleti provocó de inicio una oleada de ocasiones claras de Rafinha y Lewandoski que los culés no llegaron a materializar pero que sirvieron para meter el miedo en el cuerpo a los rojiblancos. El cholo-taka sufría ante un equipo hasta ahora muy irregular en su juego pero que con toda la motivación mostró su superior calidad.

No es que el Atleti no intentara jugar como siempre, es que no pudo. En la izquierda, Riquelme no sólo no ganó ni un duelo en ataque, sino que además se vio superado por la dupla de Koundé y Rafinha que percutían por su banda. Otro que fue superado por la intensidad del Barça fue Koke, y eso no es poca cosa siendo él el eje del juego rojiblanco. Sólo alguna intervención de Griezmann permitió conectar alguna jugada suelta que, en pleno dominio del Barça, pudo acabar dando la sorpresa. 

JOAO FÉLIX ADELANTA AL BARÇA

Sin posesión del balón, que los rojiblancos perdían antes de los tres pases, el gol del Barça ya tardaba en llegar cuando Giménez midió mal una salida y Molina atacó sin convencimiento una internada de Joao Félix. El menino se reivindicó ante sus ex elevando el balón por encima de Oblak y celebrando el gol a lo grande, con los brazos en alto, subido en los carteles de la publicidad y mirando a su afición. El Barça ya ganaba su duelo con el Atleti y Joao Félix hacía lo propio en su particular batalla de la noche frente al equipo que tiene sus derechos pero con el que no congenia.

El gol espabiló ligeramente al Atleti, que tuvo el empate en dos ocasiones, un disparo de Hermoso y otro de Griezmann tras carrera de Llorente, el mejor de los rojiblancos con sus carreras por la banda. Fue un espejismo porque hasta el final del primer acto el Barça volvió a ser el equipo dominante ante un Atlético incapaz de imponer su juego. Antes del descanso, Joao Félix pudo volver a vacunar al Atleti pero al menos Oblak parecía estar a su nivel y salvó el tanto.

SIMEONE REVOLUCIONA EL EQUIPO

Había mucho que cambiar y Simeone no se lo pensó al descanso. Realizó tres cambios: Azpilicueta, Lino y Correa, por Riquelme, Giménez y Molina, que jugó tocado muchos minutos tras una entrada de Cancelo que no mereció la amarilla que con tanta facilidad Sánchez Martínez sacó a los rojiblancos en cada falta que hicieron.

Ese nuevo Atlético pareció bastante más aseado. Para empezar ya fue capaz de ganar algún duelo, de robar algún balón. El Barça fue perdiendo sus baterías mientras el Atleti crecía agarrado al hálito de vida que el Barça le había dejado en la primera parte con un ajustado 1-0. Aún así Pedri tuvo la más clara en el 57 con un disparo al palo que tuvo la inmediata réplica de Griezmann al lateral de la red de Peña.

El Atleti se acercó a la puerta rival según pasaron los minutos. La tuvo Morata tras otra cabalgada de Llorente. El Cholo quiso más y dio entrada a Memphis y Saúl por Koke y Morata en el minuto 65, agotando los cambios. No fue el partido del capitán, a quien le superó la velocidad del encuentro.

PEÑA SALVA AL BARÇA

Con el partido abierto y el Atleti volcado agarrado a las carreras de Lino y LLorente, llegó la exhibición de Peña. Primero despejando a la escuadra un gran lanzamiento de falta de Memphis Depay que ya se cantaba como gol. Luego, casi en el último minuto, sacando con un gesto de portero de balonmano un potente disparo de Correa.  Antes también la tuvo Lewandosky en un mano a mano con Oblak que se fue fuera.

Todo pudo pasar en un partido en el que el Barça fue mejor durante la mayor parte del encuentro pero en el que el Atleti nunca dejó de amenazar con el empate. 

Joao Félix desmontó al Atleti y Peña frenó la remontada