jueves. 09.02.2023

Los rojiblancos en el Mundial: fracasos en Bélgica y Uruguay

No son pocos los jugadores del Atlético que han vuelto antes de tiempo a Madrid tras no superar la fase de grupos con sus respectivas selecciones. Sus actuaciones dejan, en general, más dudas que esperanzas.
Carrasco y Witsel, fracaso con Bélgica / Foto: @BelRedDevils
Carrasco y Witsel, fracaso con Bélgica / Foto: @BelRedDevils

¿Fracaso? No sabe bien este humilde redactor cómo definir el paso de algunos jugadores del Atlético de Madrid por el Mundial de Catar. Muchos de ellos, por cierto, con un bajo rendimiento en lo que se refiere al conjunto colchonero.

CARRASCO Y WITSEL, FRACASO CON BÉLGICA

Seguramente, el mayor fracaso sea el de Bélgica. La semifinalista en el Mundial de Rusia llegaba con la última oportunidad de aprovechar la mejor generación de toda su historia… pero una vez más volvió a caer sin paliativos, aunque de una forma mucho más inexplicable en esta ocasión. 

En los Diablos Rojos estaban Carrasco y Witsel, y qué decir de ambos… desastre es poco. El primero, tras una temporada en el Atlético a un nivel sorprendentemente bajo, fue uno de los más criticados en su selección. Ya en la primera fecha ante Canadá tuvo que salir al descanso debido a su terrible partido, aunque es cierto que eso es aplicable a toda la selección.

El caso es que el extremo rojiblanco, más allá de algún penalti en contra provocado, no aportó nada a su equipo. Tampoco Witsel, aunque este último, al menos, demostró cierta categoría en el Atlético adaptándose a la posición de central. Eso sí, su influencia en el centro del campo belga fue mínima, debido a que a su edad no tiene ese físico que permite a muchos jugadores dominar el terreno de juego.

GIMÉNEZ: BUEN MUNDIAL, MAL FINAL

Y si los belgas han tenido un mal final, vayamos a Uruguay. Tras perder ante Portugal y empatar con Corea, se enfrentaban a un todo o nada ante Ghana. El partido, fácil para La Celeste, el grupo no. La victoria de Corea ante la Portugal de Joao Félix (2-1) les obligaba a anotar otro gol (iban 0-2 en ese momento). Aquel tanto jamás llegó.

En la defensa, el indiscutible José María Giménez, titular, oigan bien, en los 3 partidos de su selección, sin perderse un solo minuto. Este hecho en el Atlético suena a utopía, pero en el Mundial parece ser diferente (vaya usted a saber por qué). El caso, Uruguay encajó en total 2 tantos, ninguno culpa de Giménez, quien tuvo una notable actuación a pesar del desastre de su país en la fase de grupos. 

Eso sí, ya con las rodillas hincadas, al Comandante se le ocurrió arremeter contra todo. Árbitros, FIFA, VAR… todos eran enemigos de Uruguay. Y en medio, un pequeño golpe a un empleado de la FIFA que puede costarle muy caro de cara al próximo Mundial… y Copa América.

Los tres jugadores ya podrán volver a entrenar bajo las órdenes del Cholo Simeone, pudiendo disputar el amistoso ante la Ponferradina y preparar el partido de Copa del Rey. Eso sí, esperemos que con una mejor predisposición de la que se ha visto hasta ahora en el Metropolitano

Los rojiblancos en el Mundial: fracasos en Bélgica y Uruguay
Comentarios