jueves. 18.04.2024
Joao Félix, frente a la Real en el Metropolitano / Foto: ATM
Joao Félix, frente a la Real en el Metropolitano / Foto: ATM

El partido de esta noche no tiene la relevancia de otras ocasiones. El principal objetivo del Atlético, clasificarse para la Champions League, ya está conseguido. Sin embargo, el club recibirá de muy buen grado esos 7 millones que, según cálculos del periodista especializado en temas económicos, Roberto Bayón, ganará de más el que acabe tercero.

Pero en la mente de Simeone hay algo aún más importante. Si miramos los presupuestos de los equipos, el Atlético tiene que estar en el podio. Puede parecer algo menor, el presupuesto no garantiza automáticamente una posición ya que influyen otros factores. Pero es un hecho que el Atleti de Simeone no se ha bajado del podio en las nueve temporadas anteriores a la presente. Se ha convertido en una costumbre y en una muestra de que Simeone sólo llega a estar por detrás de los dos trasatlánticos del fútbol español, el Real Madrid y el Barça, frente al mito de que es el mejor pagado del mundo sólo por quedar cuarto. Dar paso al Sevilla a esa plaza reservada, el único rival que la tiene al alcance, es romper un tabú instalado en el vestuario con su jefe al frente. Para evitarlo al Atleti le basta con igualar el resultado que haga el Sevilla frente a un Athletic de Bilbao que lucha por llegar a la Conference League.

Se trata en cualquier caso de una posición ganada a última hora. La irregularidad de la que ha hecho gala el Atleti esta temporada a partir de una defensa de desconocida permeabilidad y de una actuación como visitante paupérrima, ha permitido que otros equipos se disputen pelear por el podio por delante del Atlético de Madrid. Esta campaña el Atlético apenas ha permanecido en la tercera posición ocho de las 37 jornadas disputadas hasta ahora, pero lo cierto es que si eso ha sido posible es por la buena racha de resultados desde que se tocara fondo ante el Levante.

Simeone no quiere bajarse del podio y para eso regresa a su equipo titular de los últimos partidos en los que el Atleti se ha empezado a reconocer a sí mismo. A pesar de la recuperación de Thomas Lemar, que ha entrenado toda la semana con el equipo, el francés partirá de suplente. En cambio, Kondogbia, que ha entrenado varios días apartado del grupo por molestias, parece que saldrá de inicio en el centro del campo. Arriba, tras la emotiva despedida de Luis Suárez el pasado domingo en el Estadio Metropolitano, será Cunha quien asume el papel de jugador más adelantado.

Si mantiene esta línea con la que ha entrenado esta semana, Simeone formará con Oblak más LLorente, Reinildo, Savic y Giménez, en defensa; Koke, De Paul, Carrasco y Kondogbia, en la media; y Griezmann y Cunha, en la delantera. Simeone también probó en la media con Javi Serrano en sustitución de Kondogbia, aunque en la sesión del viernes dio un susto por un golpe. Finalmente se ha recuperado y estará esperando la oportunidad desde el banquillo.

La Real Sociedad ya no se juega nada puesto que el quinto puesto es inalcanzable para el equipo de Imanol y su sexta plaza ya estaba asegurada. Sólo puede estimularle un pequeño récord, la oportunidad de dejar la portería a cero para superar las 20 ocasiones en las que Luis Miguel Arconada lo consiguió en la temporada 1979-80.

En cualquier caso puede que Anoeta esté más pendiente de las probables salidas de jugadores como Adnan Januzaj, Nacho Monreal, Alexander Sorloth o Rafinha Alcántara. Los dos últimos concluyen su cesión a final del presente curso.

El partido de ida en el Metropolitano acabó con un resultado de empate a 2, con un doblete marcado por el uruguayo Luis Suárez.

Las poderosas razones del Atleti para defender ante la Real la tercera posición