lunes. 04.03.2024

El Espanyol impugna el partido ante el Atleti con el precedente de Vinicius

El Espanyol considera que la resolución del Comité de Competición de rearbitrar una revisión "sesgada" del VAR en la roja a Vinicius le abre la puerta a impugnar el partido ante el Atlético de Madrid al entender que no hubo pruebas concluyentes para que desde Las Rozas se siera por bueno el gol de Griezmann.
El polémico gol de Griezmann / Foto: Captura Tv
El polémico gol de Griezmann / Foto: Captura Tv

Si alguien tenía dudas de que la decisión del Comité de Competición de la RFEF sobre la roja a Vinicius en Mestalla acabaría perjudicando al Atlético de Madrid de alguna forma, ya tiene la prueba. El Espanyol va a impugnar el partido de este domingo que acabó en empate a 3, debido a que consideran que el VAR decidió que hubo gol a partir de unas imágenes que no suponen una prueba concluyente.

¿QUÉ RAZONES ESGRIME EL ESPANYOL PARA IMPUGNAR EL PARTIDO?

El club barcelonés solicitó al Comité arbitral (CTA) que le aclarara con qué imagen se tomó la decisión de validar el gol de Antoine Griezmann. La respuesta de Clos Gómez, según el comunicado hecho público por el Espanyol, es que la decisión se tomó a partir de la imagen tomada por la spider cam que todos pudimos ver en la retransmisión por televisión. 

El Espanyol considera que esa imagen era insuficiente para determinar sin género de duda que el balón entró completamente en la portería y por tanto "incumple el protocolo VAR, por cuanto corrige una decisión arbitral sin disponer de una sola prueba concluyente para ello. Se produce por tanto una adulteración del partido y una negligencia manifiesta en la aplicación de las normas y en el uso de la tecnología disponible", afirma el comunicado.

EL PRECEDENTE ABIERTO POR COMPETICIÓN CON VINICIUS 

No es la primera vez que el VAR toma decisiones rebatibles en alguna medida, sin que eso haya servido para rearbitrar situación alguna, pero el Espanyol entiende que ahora se ha abierto una vía para la impugnación, y no es otra que la decisión del Comité apelado sobre la roja a Vinicius. En esa decisión, la juez del Comité de la RFEF, carga duramente contra la aplicación del VAR en esa acción. Considera que no mostró la secuencia completa al árbitro de campo y, por tanto, "fue totalmente parcial, sesgada y determinante del error del colegiado en la valoración de lo acaecido”.

Dicha apreciación por parte de la juez, forzada sin duda por la excepcionalidad de un caso que había alcanzado trascendencia mundial, abre ahora la caja de los truenos, porque todos los clubes se van a sentir con derecho a rearbitrar jugadas supuestamente mal periciadas por el VAR (líneas mal tiradas, frames inadecuados, falta de alineación perfecta de las cámaras, escenas incompletas mostradas al árbitro, etc.) hasta prácticamente paralizar la competición si se las atiende como se hizo con las alegaciones del Real Madrid tras el partido en Mestalla.

Es lo que el Espanyol llama "nuevo paradigma": "Esta semana se ha establecido un precedente que sienta un nuevo paradigma en la administración de la justicia deportiva en el fútbol español, al intervenir el Comité de Competición en decisiones previamente arbitradas en el campo y en el VAR". El club catalán llega incluso a recordar jugadas similares a las de Vinicius que, a su entender, podían haberse rearbitrado por los mismos motivos Ahora hay que estar pendiente de la Federación para comprobar si sigue la línea mostrada en la última resolución o si hace un nuevo tirabuzón argumentativo para desdecirse del camino que ha abierto con la roja a Vinicius, lo que evidenciaría un trato especial hacia el club blanco que adulteraría la competición.

El club aprovecha para dar un palo a las instituciones responsables de que LaLiga española no disponga de la tecnología existente en otros países para determinar con mayor claridad situaciones como la vivida en el Espanyol-Atleti: "Entendemos que es incompatible presumir de los más altos estándares y asistir a un uso “parcial y sesgado” de una tecnología claramente insuficiente. Aspirar a disponer de la mejor competición del mundo requiere de hechos además de buenas intenciones."

COMUNICADO DEL ESPANYOL

Una vez finalizado el partido frente al Club Atlético de Madrid, el RCD Espanyol solicitó formalmente al Comité Técnico de Árbitros (CTA) la imagen o secuencia que avalara la concesión del segundo gol del conjunto madrileño, en una decisión tomada por los árbitros VAR (Video Assitant Referee) y que supuso una corrección a la decisión tomada por el árbitro del encuentro. Recordemos, que como el propio reglamento establece, para cambiar una decisión arbitral desde Las Rozas, deberá existir una imagen concluyente e inapelable para ello.

En la tarde de hoy hemos recibido respuesta por parte del responsable del proyecto VAR, el Sr. Carlos Clos Gómez, en la que nos informa que en base al reglamento actual no les es posible facilitarnos imágenes o conversaciones entorno a las decisiones adoptadas en la sala VOR, confirmándonos no obstante que la imagen usada para anular la decisión del colegiado y validar el segundo gol del Atlético fue la mostrada en la realización televisiva, la procedente de la conocida como ‘spider cam’.

En base a lo anterior, el RCD Espanyol quieren manifestar que:

1.- La única imagen usada para la concesión del gol ofrece una perspectiva desde la que es imposible determinar si la pelota ha entrado o no en su totalidad. Es más, todos los análisis propios (del club) y de terceros a los que hemos tenido acceso, demostrarían, por contra, que la pelota no traspasa en ningún momento la línea de gol en su totalidad. 

2.- Que esta forma de proceder incumple el protocolo VAR, por cuanto corrige una decisión arbitral sin disponer de una sola prueba concluyente para ello. Se produce por tanto una adulteración del partido y una negligencia manifiesta en la aplicación de las normas y en el uso de la tecnología disponible, derivándose de ello un daño irreparable a nuestro club en el resultado del partido de ayer y, por tanto, en nuestra situación clasificatoria.

3.- Adicionalmente, consideramos que esta semana se ha establecido un precedente que sienta un nuevo paradigma en la administración de la justicia deportiva en el fútbol español, al intervenir el Comité de Competición en decisiones previamente arbitradas en el campo y en el VAR. Tras la disputa del encuentro Valencia CF - Real Madrid, dicho Comité entendió que en una acción de aquel encuentro el uso de la tecnología y las imágenes disponibles por parte de los árbitros de VAR “fue totalmente parcial, sesgada y determinante del error del colegiado en la valoración de lo acaecido”. Derivado de todo lo anterior, se decidió la retirada de una tarjeta roja mostrada a un jugador.

Este nuevo paradigma debería haberse empleado a nuestro entender en el caso que nos ocupa y, hubiera debido aplicarse también por parte del Comité, entre otros ejemplos, en el partido que disputamos en la jornada número 33 en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, en el que se concedió validez al primer gol del Sevilla FC en una acción precedida de falta a nuestro jugador Brian Oliván, no mostrándole desde el VAR al árbitro de campo una toma (disponible) en la que se apreciaba de forma clara la falta.

4.- Por todo lo anterior, el RCD Espanyol considera vulnerados sus derechos, sintiéndonos perjudicados de forma grave, por lo que procederemos, en consecuencia, a impugnar el partido disputado ayer y solicitar, por tanto, que se proceda a acordar su nulidad. Asimismo, el RCD Espanyol, en defensa de sus legítimos intereses, estudia posibles acciones legales adicionales por el posible daño patrimonial derivado de esta actuación. Resulta sumamente importante mencionar que no pretendemos denunciar la existencia de un error arbitral humano, inherente a la propia naturaleza del deporte. Lo que el RCD Espanyol denuncia ante el Comité de Competición de la RFEF es la existencia de una actuación negligente grave por parte del colectivo arbitral designado para el citado encuentro y, en concreto, por parte de los árbitros VAR designados por la RFEF, del que a su vez dimana un error material manifiesto y flagrante, generador de irreparables perjuicios para el RCD Espanyol, tanto deportivos, como potencialmente económicos.

Entendemos que es incompatible presumir de los más altos estándares y asistir a un uso “parcial y sesgado” de una tecnología claramente insuficiente. Aspirar a disponer de la mejor competición del mundo requiere de hechos además de buenas intenciones.

El Espanyol impugna el partido ante el Atleti con el precedente de Vinicius