jueves. 18.04.2024
Oblak, con su placa / Foto: ATM
Oblak, con su placa / Foto: ATM

Jan Oblak sigue subiendo escalones en la historia del Atlético de Madrid. El guardameta esloveno ya ha defendido la portería del club rojiblanco en 400 partidos oficiales, entrando de lleno en el top histórico de jugadores con más partidos en la historia del Atlético. A sus 30 años y con un contrato largo por delante, todo hace pensar que Oblak va a seguir aumentando sus números durante un tiempo. 

El mejor de la historia

El mayor honor para Jan Oblak tras estos 400 encuentros es el de haber abierto el debate de si es el mejor portero de la historia del Atlético de Madrid. Obviamente, hay otros guardametas históricos que han dejado su huella en el club colchonero. Molina en el año del doblete o Reina en la década de los 70. Sin embargo, Jan Oblak ya ha sido capaz de abrir este debate y, para muchos, ha sido el portero que mejor nivel ha mostrado defendiendo la portería del Atlético de Madrid. 

 

Jan Oblak ha sido capaz de ganar el Trofeo Zamora en cinco ocasiones. Ningún portero ha ganado más premios de este estilo que él. De hecho, sus números van más allá. En la temporada 2015-16, el esloveno fue capaz de igualar el récord de Liaño como portero menos goleado en una misma temporada habiendo disputado los 38 partidos al completo. Sólo encajó 16 tantos aquella campaña, algo casi imposible de superar. Como portero del Atlético de Madrid, son cuatro los trofeos que ya ha levantado: Supercopa de España, Europa League, Supercopa de Europa y LaLiga. Si todo va como debería, y Oblak continúa en el Atlético, podría llegar a superar a otras leyendas en partidos disputados como Fernando Torres (404), Gabi (417), Arteche o Calleja (421).  

Fidelidad rojiblanca

Jan Oblak, entre otros actos, se ha mantenido siempre fiel al Atlético de Madrid. Cuando estaba en su mejor momento, muchas fueron las veces que la Premier League quiso llamar a la puerta del esloveno. Chelsea, Manchester United o Tottenham fueron algunos de los interesados. Sin embargo, Oblak siempre se mantuvo seguro de que el Atlético también era un grande de Europa. A pesar de que el equipo no gana títulos todos los años, siempre compite por todos los títulos, algo que ha valorado mucho el guardameta durante estos años. De hecho, lo que ha mantenido a Oblak en el Metropolitano ha sido el interés de Simeone por seguir haciendo del equipo rojiblanco un equipo competitivo. 

Con contrato hasta el año 2028, parece que Oblak tiene intención de seguir cumpliendo con estas mismas pautas. El Atlético siguió confiando en él cuando, tras aquella derrota en Grecia en 2014, parecía un fichaje frustrado. Tras la lesión de Moyá ante el Leverkusen, el ex del Benfica se ha convertido en insustituible para el Atlético, perdiéndose compromisos sólo cuando el físico le obligaba a ello. Ahora, con sus problemas de espalda ya superados, parece que Oblak está volviendo a recuperar su mejor nivel, algo imprescindible porque, como dijo Simeone, si el Barça tenía a Messi, nosotros tenemos a Oblak.

Jan Oblak, 400 veces rojiblanco