miércoles. 04.10.2023
Joao, cabizbajo, en un entrenamiento del Atleti / Foto: ATM
Joao, cabizbajo, en un entrenamiento del Atleti / Foto: ATM

Tres momentos del encuentro definen bien la insostenible situación de Joao Félix en el Atlético de Madrid. Después de saltarse todos los partidos de la pretemporada excusándose en unas molestias que nadie se creyó en el Atleti, Simeone optó, como jugador sano y disponible que es, por convocarlo para el partido ante el Granada. No jugó, pero ya antes de iniciarse el partido su nombre sonó por los altavoces del estadio cuando llegó el turno de anunciar los suplentes. La respuesta del público fue una sonora pitada.

TRAS LOS PITOS, INSULTOS A JOAO FÉLIX

El jugador portugués se pasó todo el partido en el banquillo y como todos los jugadores suplentes, al finalizar el encuentro realizó un calentamiento con el profe Ortega. Un pequeño sector de la grada de animación, que aún permanecía en el estadio, coreó un repugnante insulto que ya se estiló cuando el objetivo era otro odiado portugués, Cristiano Ronaldo.

LA SOLEDAD DE JOAO FÉLIX

Ni siquiera durante el partido se le pudo ver arropado al jugador. Algunos usuarios recogieron de la emisión por televisión una imagen del banquillo rojiblanco en el que se ve a Joao apartado del resto de jugadores rojiblancos. 

Tres situaciones que reflejan el difícil momento que se ha buscado Joao Félix con su actitud en el campo y con sus declaraciones. Una situación insostenible tanto para el jugador como para el club que le paga.

Joao Félix: pitos, insultos y soledad