lunes. 04.03.2024
<p>Finalizado el encuentro entre el Atlético de Madrid y el Feyenoord, un grupo de hinchas holandeses ha creado el pánico en una de las zonas VIP del estadio, obligando a la policía a intervenir.</p> <p>Videos: @georgeypablosky y @wallstwolverine</p>

Tanto la Policía como el propio Atlético de Madrid estaban avisados de la mala fama que precede a los hinchas radicales del Feyenoord, considerados como uno de los grupos más peligrosos del fútbol europeo. Especialmente cuando se conoció la tremenda afluencia de seguidores del club holandés que llegaban con entrada al Estadio Metropolitano, más de 3100 aficionados que llenaron todo el segundo anfiteatro del Fondo Norte y alguna que otra zona más de forma más dispersa. 

INCIDENTES EN LA ZONA VIP

Seguidores rojiblancos han reportado incidentes en diversas zonas del estadio pero los más graves se ha producido en una de las zonas VIP, la del lateral Este al que se accede por la puerta 34. Finalizado el encuentro y enfadados por la derrota, algunos seguidores del equipo rival se metieron con los hinchas rojiblancos, según reportan algunos testigos, incluyendo lanzamiento de bebidas y taburetes. Uno de ellos habría causado heridas a un niño, que tuvo que ser atendido por los servicios médicos, según estas fuentes.

Las imágenes captadas por alguno de los presentes muestran el momento en el que la policía interviene para separar a los seguidores de ambos equipos y detener a uno de los responsables de los incidentes, un hincha del Feyenoord que fue conducido a dependencias policiales.

AMPLIO DISPOSITIVO DE SEGURIDAD

La rápida intervención de la Unidad de Intervención Policial (UIP) evitó males mayores. El dispositivo de seguridad para este partido estaba formado por 1300 agentes, al ser considerado un partido de alto riesgo. Los alrededores del Metropolitano estaban tomados por la policía, especialmente las zonas problemáticas. Si en las puertas de acceso al Fondo Sur había seis "lecheras", más varios agentes a pie y a caballo, en el fondo norte, la zona visitante, el dispositivo era aún mayor.

No obstante, gracias a los goles del Feyenoord, no fue difícil comprobar que había grupos de holandeses repartidos por distintas zonas del estadio, que habrían comprado las entradas por otras vías. Eso incluye también la zona VIP donde acabaron de producirse los incidentes. Si bien esta zona acoge a hinchas de otros equipos sin que haya incidentes por el tipo de personas que acceden a estas zonas más caras, esa premisa no se cumplió con los aficionados del Feyenoord, que van dejando su muesca allá por donde pasan.

Los hinchas del Feyenoord la liaron en una zona VIP del Metropolitano