viernes. 21.06.2024
Morata celebra un gol / Foto: ATM
Morata celebra un gol / Foto: ATM

La escena la captaron las cámaras de El Chiringuito pero no es difícil ver a Álvaro Morata cumpliendo los deseos de los aficionados que le esperan a la salida de un partido o de un entrenamiento. Aunque salen del Cerro del Espino en coche y la mayoría saluda y se va, Morata paró en la puerta donde se concentran los seguidores rojiblancos que quieren ver a sus ídolos. Y ahí Gonzalo se llevó una sorpresa.

El chaval le pidió que le firmara su camiseta y una pancarta dedicada al jugador. Cuando ya había conseguido su objetivo, al que se prestó Morata amablemente, el jugador le pidió que esperara. Para sorpresa de todos, sacó una camiseta de la guantera del coche y se la dio firmada. El chaval no daba crédito. "¡Papá, me ha dado su camiseta!". Tras abrazarse con su padre, acabó llorando de la emoción. 

Se trata de un gesto que honra a Morata. Todos saben que es uno de los jugadores del Atlético que más paciencia tiene con los aficionados, el que siempre se para a firmar y a hacerse fotos. Un ídolo para la hinchada atlética pese a que haya aún quienes no le perdonan su pasado madridista. No conocen a Morata.

Se le saltaron las lágrimas: Morata hizo feliz a un niño del Atleti