sábado. 24.02.2024
Sevilla 1-0 Atlético de Madrid

El Atleti se queda sin premio ante el Sevilla por falta de contundencia

El Atlético de Madrid acumula otra nueva derrota fuera de casa. Los rojiblancos se repusieron a un mal inicio pero su esfuerzo ofensivo, con numerosas ocasiones, especialmente en la segunda parte, no tuvo el premio que merecía.
Ningún remate de Morata a la red / Foto: ATM
Ningún remate de Morata a la red / Foto: ATM

Se confirmó en Sevilla que jugar fuera del Metropolitano es un dolor de muelas para el Atlético de Madrid, una asignatura pendiente que no se acaba de resolver con el avance de la temporada. Nueva derrota fuera de casa en un partido tantas veces visto que no sorprende. Un calco de lo vivido en Bilbao, con una floja primera parte de los del Cholo y con un claro dominio sin premio en la segunda. 

Fue un encuentro lleno de ocasiones en ambos bandos pero con el síndrome de Bilbao de tenerlas y no aprovecharlas en el caso rojiblanco. Una falta de contundencia que llega en el peor momento de la temporada y ante un Sevilla que no ganaba en Nervión desde septiembre. Y si los males no llegan solos sumen una preocupante lesión en la rodilla de Morata, aunque parecen descartarse, primera impresión de los servicios médicos, algún problema de ligamentos.

EL SEVILLA ACUMULA OCASIONES...

Salió al campo en Sevilla una versión del Atlético de Madrid que muestra fuera de casa una endeblez defensiva preocupante. Nada tuvo que ver en ello el estreno de Paulista, que estuvo más que correcto pero lo cierto es que las cuatro ocasiones claras que dispuso el Sevilla en la primera parte llegaron sin mucho esfuerzo y con dos métodos sencillos: pases laterales a la espalda de los defensas y rápidas contras. Eso en ataque. En defensa les bastó cerrar bien las bandas a Llorente y Lino para proteger la portería de Nyland.

El protagonista del primer período fue Isaac Romero. De cabeza marcó el gol de la victoria sevillista tras un corner botado por Acuña y prolongado por Ocampos al segundo palo, donde Koke fue superado en el salto por el canterano sevillista. Un saque de esquina que venía de una gran parada de Oblak a tiro de Acuña. Isaac volvió a tener otra clara oportunidad, también de cabeza, minutos después pero esta vez su cabezazo lo mandó a las manos de Oblak. También Óliver pudo aumentar el marcador en un mano a mano frente al esloveno en el que definió con inocencia.

...Y EL ATLETI NO ACIERTA EN LAS SUYAS

Cuando Griezmann entraba en juego el Atleti también era capaz de añadir ocasiones al catálogo aunque en menor medida. Morata tuvo dos buenas oportunidades para empatar, un cabezazo al palo anulado por un discutible fuera de juego y un mano a mano ante Nyland que no supo resolver. Su desgracia se completó en un choque con Boubakary Soumaré del que acabó seriamente lesionado en la rodilla. Mala noticia para el Atlético para este tramo decisivo de la temporada.

La versión del Atlético en la segunda parte fue muy distinta. Nahuel y Memphis salieron por Barrios, hoy errático, y Morata, pero fue más la actitud del equipo la que le hizo dar un paso adelante francamente ofensivo. La balanza de las ocasiones empezó entonces a decantarse a favor del Atleti. Y tenemos que hablar de ocasiones porque de manera incomprensible algunas no acabaron en gol.

Por ejemplo, el disparo de tacón de Griezmann que salvó Navas en línea de gol y cuyo rebote en el cuerpo de Memphis se desvió contra toda lógica física lejos de la portería. Tampoco se esperaba que poco después fallara otro mano a mano con Nyland disparando fuera. Mientras, Isaac seguía aprovechando cualquier contra del Sevilla y probó a Oblak entre tres centrales rojiblancos.

Para evitar que otra de esas acabara costándole caro al Atleti, Simeone dio entrada a la velocidad de Reinildo como central por Witsel y situó una línea de cuatro para ganar la aportación ofensiva de Hermoso en la izquierda, combinando con Lino. Así continuaron las opciones de gol rojiblancas. Griezmann no logró orientar a portería un buen balón dentro del área, y a Lino se le nubló el cerebro cuando recibió un pase en el área y dudó en cómo resolverlo ante Nyland.

El Sevilla fue capaz de ralentizar algo el juego en los últimos minutos, y la falta de gasolina convirtió en infructuoso el dominio del Atleti. Esta vez no hubo el efecto del minuto 93 que vivió el equipo en el Bernabéu, Ningún balón colgado se convirtió en milagro y el Atleti vuelve a descolgarse de la cabeza de LaLiga, a 13 ya del Real Madrid, mientras mira nervioso cómo se le acerca por detrás el Athletic de Bilbao.

El Atleti se queda sin premio ante el Sevilla por falta de contundencia