sábado. 22.06.2024
Simeone, sentado en el banquillo durante un partido / Foto: ATM
Simeone, sentado en el banquillo durante un partido / Foto: ATM

Una de las espinas que permanece clavada de la pasada temporada es, sin duda, la temprana eliminación de la Champions League en un grupo formado por equipos, en teoría, de inferior nivel. No se quiere repetir esa historia pero lo cierto es que Simeone tendrá que arrancar la fase de grupos ante la Lazio con un Atlético de Madrid muy disminuido por las lesiones y la falta de fichajes.

EL ATLETI TIRA DE CANTERA

Cinco canteranos completan la convocatoria del Cholo Simeone para cubrir las bajas y completar la convocatoria. Los Gomis, Kostis, Guerrero, Cala y Salim se unen a luna  expedición de la que quedan fuera los muchos lesionados que llenan la enfermería. Lemar es el último caído y lo suyo va para largo. Koke ya empieza a entrenar con el grupo pero aún no se arriesga con él. De Paul y Söyüncü llegaron tocados del parón de selecciones mientras Memphis Depay y Reinildo continúan recuperándose de sus lesiones.

 

PROBLEMAS EN EL CENTRO DEL CAMPO

El mayor damnificado de esta situación es el centro del campo. Koke, De Paul y Lemar formaban el trío titular del inicio de temporada del Cholo. Ninguno estará ante la Lazio.  Por eso Pablo Barrios, Saúl, Witsel y Llorente tendrán su oportunidad pero apenas quedan recambios y todos tienen sabor a cantera y juventud. A Riquelme y Samuel Lino se unen Cala y Guerrero en esa demarcación.

La plaga de lesiones han puesto muy pronto en evidencia la política de fichajes del club, que no buscó sustituir a Carrasco ni apostó por cerrar el fichaje de un 5 que ahora se muestra necesario. Si a esto le sumamos que el fin de semana tenemos derbi y la espantosa imagen que dio el equipo en Mestalla, la conclusión es que Simeone tiene  por delante un reto de proporciones gigantescas.

La convocatoria de Simeone muestra las carencias del Atleti