viernes. 02.12.2022

La afición desplazada a Soria volvió a dar ejemplo

La afición del Atlético de Madrid volvió a respaldar masivamente a su equipo a pesar de los malos resultados. El mal ambiente que ha reinado en las últimas semana pareció disiparse en Los Pajaritos, donde miles de aficionados rojiblancos volvieron a animar al Cholo Simeone como antaño.
Aficionados del Atlético en Soria / Foto: ATM
Aficionados del Atlético en Soria / Foto: ATM

Ha ocurrido fuera del Metropolitano pero lo vivido en las gradas de Los Pajaritos suena a reconciliación y a unidad de la afición, algo que parecía perdido en las últimas semanas. Ante el Espanyol se llegó al máximo estado de división, con el fondo sur desaparecido del campo primero y pitado después, y con la discrepancias que hubo a la hora de animar al Cholo Simeone. Alguien parece haber entendido un mensaje que el propio técnico se ha hartado de difundir. Sólo la unidad puede ayudar al equipo.

Miles de aficionados rojiblancos abarrotaron el estadio de Los Pajaritos de Numancia previo paso, en muchos casos, por la previa en Almazán. El buen ambiente se produjo tanto en la convivencia con los aficionados rivales como entre la propia afición del Atleti.

Poco ha importado la mala racha de resultados y la poca entidad del rival. La hinchada rojiblanca no ha optado por dejarlos solos esta vez, sino que ha acudido en masa, una masa ruidosa que convirtió el campo rival en un estadio propio.

VUELVEN LOS CÁNTICOS A FAVOR DEL CHOLO SIMEONE

Y entre lo más coreado, los cánticos de apoyo al entrenador que no se escuchaban desde mayo pasado, que generaron división de opiniones cuando un sector de la afición ajeno al del fondo sur lo coreó y que en Numancia se convirtió, otra vez, en un grito de guerra unánime. El  "Olé, olé, olé, Cholo Simeone" parece haber regresado aunque aún tiene que pasar la prueba del Metropolitano.

"No nos estamos mereciendo este cariño de la afición, pero nos hace bien estar juntos", ha comentado el propio técnico argentino para quién esta respuesta de la afición no es ya una sorpresa. También resulta destacable que por primera vez desde hace mucho tiempo, hubo cánticos poco amistosos dedicados a los dirigentes del club. Parece que al menos parte de la afición dirige ahora su malestar hacia los dirigentes y exculpan al técnico.

El final del encuentro deparó un momento que ejemplifica la confraternización que hubo con el Almazán. Jugadores del equipo soriano se fueron hacia la grada donde estaban los aficionados del Atlético con una bandera del Atleti, a lo que estos respondieron animando al Almazán.

 

La afición desplazada a Soria volvió a dar ejemplo
Comentarios